miércoles, 30 de noviembre de 2011

Reciclaje en Margarita: planta de clasificación vs selección desde el origen

miércoles 30 de noviembre de 2011

Artículo original en Ecoscopio

Por: Daniel Delgado

Debo reconocer que soy un amante del reciclaje. Estoy consciente que es una de las prácticas que ayudan a contribuir reducir los gases efecto invernadero (causantes en del Cambio Climático) y a revertir de alguna forma la huella de carbono, esas actividades del ser humano que suman en la depredación del medio ambiente.

La isla de Margarita tiene un tremendo potencial para reciclar, aunque su principal limitación es que la materia prima derivada del proceso, debe ser trasladada a tierra firme, por lo menos hasta que no se haya “transferido” la tecnología y la infraestructura hasta la ínsula. Hasta que esto no ocurra, la reutilización de los materiales siempre será una buena opción.

Esto me lleva a hacer la primera reflexión sobre la planta de clasificación de desechos que fue instalada en el vertedero de El Piache y que en este momento se está perdiendo por la desidia gubernamental. Pero para qué preocuparnos si fueron apenas unos 16 millardos de bolívares de los de antes, 16 millones actuales.

Al parecer nunca se hizo un estudio serio sobre las posibilidades de reciclar en la isla de Margarita, es decir, procesar los desechos que son convertidos en materia prima para elaborar productos iguales o similares. Se anunció con biombos y platillos que la planta iba a clasificar no recuerdo cuántas toneladas de desechos susceptibles a ser reciclados, al mes; pero no se tenía claro cuál era el mercado con el que se contaba y todo el procedimiento que implicaba dicha transacción comercial. Para que quede claro: en Nueva Esparta esa posibilidad es nula.

La Planta de Margarita tal vez sirva como museo

Por otro lado, clasificar la basura desde una bolsa que puede contener cualquier tipo de elementos o sustancias descompuestas o peligrosas, es en sí misma una acción “dantesca”, que debe ser realizada por seres humanos que pareciera que pudieran perder su condición al exponerse día a día a dicha práctica. Seres que terminan perdiendo su capacidad de asombro… y hasta la dignidad.

Selección de origen: educación
Del otro lado de la acera está la clasificación desde el lugar de origen, donde se genera la basura pues: en casa, la oficina, la escuela, los edificios, las industrias. Un procedimiento que sí está hecho por y para personas, gente civilizada, evolucionada, cuya consciencia lo ha llevado a reconocer que si somos responsables de lo que consumimos, también debemos ser responsables de lo que desechamos, porque eso indudablemente tiene un impacto en el medio ambiente. En este proceso la “educación ambiental” es fundamental. El porqué debemos reciclar y cómo lo podemos hacer.

Con ese “know how”, debemos asumir una responsabilidad que implica un cambio de hábitos: adquirir productos que generen el mínimo de desechos y en el caso de que los genere, clasificar los mismos según el material, acopiarlo, es decir que se debe garantizar un volumen mínimo de materiales antes de entregarlo a una institución que se encargue del aprovechamiento de dicho material, bien sea como materia prima o dándole un valor secundario: reutilizarlo.


Mandato de Ley
El punto 13 del artículo 12 de la Ley de Gestión Integral de la Basura dice:
Es competencia del Ministerio del Ambiente: “Incentivar la participación de las personas naturales y jurídicas, públicas y privadas, consejos comunales y demás organizaciones del Poder Popular en los programas y proyectos destinados a la segregación clasificada en el origen, recuperación de materiales aprovechables y reducción de la generación de residuos sólidos”.


Quizás también le interese leer el Ecospcopio:

Sin bolsas hay paraíso
En las botellas plásticas hay un potencial “negocio verde”
ONGs venezolanas darán a conocer acciones en los bosques ...

martes, 29 de noviembre de 2011

DE LA RENTA PETROLERA A LA VENEZUELA VERDE

Venezuela post petrolera

Grupos ecologistas protestan



La lucha debe estar enfocada en los hábitos de producción y consumo enmarcados en principios ecológicos

LIC. MARCIAL BARRIOS

En el camino a una nueva gobernanza donde los líderes políticosde un futuro muy cercano estarán ligados al desarrollo de un nuevo país basadoen una economía sustentable y ecológica la legitimación deberá darse por unaconciencia colectiva que entienda y se eduque para que el cambio no seaimpuesto con métodos propagandísticos, sino por la conciencia de un venezolanoque demuestre amor y comprensión por la vida y el respeto a todos los seres quele rodean.

Para que el cambio político ocurra las organizacionesambientalistas de Venezuela deben incrementar sus esfuerzos en la propagación delpensamiento para un cambio necesario hacia la armonía con el medio ambiente yen la búsqueda de una sociedad de paz y prosperidad. Después de todo, los añosexplotando y dañando el ambiente de la era petrolera solo han impulsado unagran pobreza y la destrucción de las áreas de explotación, así como la huella ecológicaque causan los combustibles fósiles y sus derivados.

Es inminente el cambio de paradigma de producción que llevala humanidad y sobre todo el que se vive en Venezuela, donde el neoliberalismole dejó el terreno abierto a un capitalismo de Estado denominado Socialismo delSiglo XXI, que continua depredando el ambiente y acentuando la supervivencianacional sobre la renta petrolera.

Sin duda organizaciones políticas como el Movimiento Ecológicode Venezuela, han marcado una huella indeleble en la historia de Venezuela alproponer por primera vez la posibilidad y la realidad de una plataforma políticacon líderes enfocados en los derechos ambientales por sobre todas las demás ideologías.Pero el reto de sus miembros no es sencillo, y recae principalmente en enseñara sus seguidores el porqué de este cambio necesario. Educar en el ámbito delreciclaje, el no despilfarro de los recursos y sobre todo de la posibilidad deuna economía no basada totalmente en la venta de hidrocarburos es fundamentalpara que esta u otras organizaciones puedan dar el gran avance, donde los egoshumanos se deslastren y comencemos a pensar y actuar con conciencia ecológica.

Algunos pensarán que están locos o fuera de la realidad, sinembargo al observar al Partido Verde Alemán, cuando advertía sobre el peligrode las plantas nucleares desde hace décadas, este año capitalizó mássimpatizantes luego de la triste historia vivida en Fukushima en Japón, demostrándoleal mundo que grandes inventos que los intereses defienden a capa y espada pueden ser en realidad ungrave error para la salud del planeta.

La lucha socialista contra el capitalismo ha estado enfocadaen la destrucción de las potencias y en la búsqueda de espacios geopolíticos quecontinúan en el fondo manteniendo un modo de producción devastador para elplaneta y eso lo podemos ver en países como China.

La lucha debe estar enfocada en cambiar los hábitos de produccióny consumo de la actualidad a otros enmarcados en principios ecologistas, pero para que ésto ocurra,debemos tener una población educada y que vea a la patria mas allá de lasfronteras políticas, la patria es nuestro planeta y nuestra familia todos losseres vivos y elementos que conforman este fabuloso y milagroso lugar llamadoTierra.
--

MARCIAL ANDRÉS BARRIOS COVARO

PRENSA
(58) (414) 744.7276

TWITTER

@eco_noticias
www.elcomunicadorambiental.blogspot.com

lunes, 21 de noviembre de 2011

Venezuela en cien años tendrá petroleo, pero la pregunta es ¿se seguirá utilizando este hidrocarburo?

Pero ¿cómo piensa usted que vivirán los venezolanos dentro de cien años?

Bien lo decía Sebastián Weisemburguer en la entrevista que le hiciéramos en Múnich Alemania a mediados del año, cuando hablaba del precio de los combustibles fósiles " los hidrocarburos ya están tan costosos que compiten con las nuevas fuentes de energía" sin duda Venezuela se mueve por la lubricación que da el oro negro a la economía, la política y la dominación social se basa principalmente en echarle el guante a la industria petrolera.

Pero ¿cómo piensa usted que vivirán los venezolanos dentro de cien años en un país donde su fuente principal de enriquecimiento no ha sido utilizada para sembrar el camino de la era post petrolera no dependiente de la explotación del mene?

Ya pasaron 100 años de explotación minera y la consecuencia se mide en el facilismo creado por este modo de vida minero donde la nación ha volcado todo su consumo a los brazos de la renta petrolera.

Pero ¿qué pasa si se cierra el chorro, si en 20 años el costo del petróleo es mayor que el de las otras fuentes de energía? ¿Cómo se pagaría el aparato burocrático del gobierno de turno? ¿cómo se mantendrían las infraestructuras del país? caeríamos en limbos como callo la India luego del saque que se desarrollo en este país dejando infraestructuras abandonadas que quedaron como sombras de un supuesto progreso o quizás quedara como aquellos pueblos fantasmas donde se acababa el oro en los Estados Unidos de América.

Reflexionar sobre este tema es necesario y no podemos sacarlo del debate público nacional que parece enfocarse solamente en quien será el próximo presidente o que grupo hegemónico tomara las riendas una vez que la izquierda cansada y fracasada del totalitarismo militarista culmine su sombrío trabajo de ideologización. ¿Cómo se mantiene un Estado ideologizado sin los recursos para ideologizar?

Venezuela se enfrenta a grandes retos donde la población tendrá que entender que la crisis climática, social y política puede aunarse a una crisis de supervivencia económica después de todo las grandes compañías que explotan los campos petroleros sean o no nacionales dejan desolación y pobreza, y eso está comprobado en estudios de todos los países productores de petróleo. Entonces, ¿estaremos sembrando la pobreza con la falsa ilusión de riqueza minera?

afortunadamente los movimiento verdes crecen en toda su gama de posibilidades y algunos hasta se han transformado en partidos políticos como el Movimiento Ecológico de Venezuela que con gran esfuerzo lucha para influir dentro de la agenda y acciones de los otros candidatos y organizaciones.

Recientemente en España los verdes lograron 1,5 millones de votos y ya en latinoamerica Brasil, México, Colombia y los recientes nacimientos de los partidos verdes en Honduras y Panamá marcan una ruta en la conciencia popular encaminada a una nueva era que respete la vida y la naturaleza.-
--


MARCIAL ANDRÉS BARRIOS COVARO

PRENSA
(58) (414) 744.7276

TWITTER

@eco_noticias
www.elcomunicadorambiental.blogspot.com

martes, 15 de noviembre de 2011

Sociedad civil debe tomar las riendas de Río+20

Por Bhaskar Menon * - Tierramérica

NACIONES UNIDAS, nov (IPS) - A menos que la sociedad civil organizada lance su propio plan de acción en la Cumbre de la Tierra (Río+20) que se realizará en junio de 2012 en Río de Janeiro, la conferencia será poco más que un lujoso debate.

Esto se debe a que los delegados de los gobiernos no abordarán el problema de reorientar la economía mundial, tarea que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) considera esencial para hacer frente a la creciente crisis de sustentabilidad ambiental.

El informe que a comienzos de este año presentó el secretario general Ban Ki-moon al comité organizador de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20) señala que para hacer sustentables los modelos de consumo y producción, las políticas públicas deben ir "mucho más allá" de enderezar los precios.

Pero Ban no dijo qué medidas específicas se necesitan. De hecho, en ninguna parte de la enorme cantidad de documentación que la ONU ha producido desde que convocó la primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente Humano, en junio de 1972 en Estocolmo, se puede hallar un solo análisis sobre ese tema.

La Agenda 21, el voluminoso plan de acción adoptado en la Cumbre de la Tierra de 1992 en Río, tampoco abordó el asunto, y la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible, que vigiló su implementación durante dos décadas, no lo consideró.

El Estudio Económico y Social Mundial que la ONU publicó este año, estima en 72 billones de dólares el costo de hacer verde la economía mundial, sin detallar cómo.

Estas lagunas reflejan una ineludible realidad política contemporánea: el poder de las corporaciones que dominan la economía mundial y que establecieron los actuales modelos de producción y consumo con el objetivo de maximizar sus ganancias y de oponerse a los acuerdos que intenten restringir sus efectos sociales y ambientales negativos.

Entre los años 70 y 80, la ONU intentó infructuosamente negociar un código de conducta para las corporaciones transnacionales. En la década posterior, probó un enfoque más blando, invitándolas a integrarse al Pacto Mundial para el cumplimiento voluntario de una serie de estándares ambientales y de derechos humanos.

Menos de 5.000 de las 60.000 corporaciones con ganancias anuales de más de 1.000 millones de dólares se unieron al Pacto Mundial. E incluso esta cifra minúscula maquilla su verdadero impacto, ya que incluye empresas pequeñas y medianas, muchas de países en desarrollo.

Durante este prolongado punto muerto, los problemas ambientales adquirieron proporciones de catástrofe. La contaminación y la pérdida de habitat llevan especies a la extinción a un ritmo que no se veía desde la desaparición de los dinosaurios.

En la última década, condiciones meteorológicas extremas que los científicos asocian con el recalentamiento planetario causaron desastres naturales sin precedentes en todo el mundo.

A menos que se frene el calentamiento, los científicos proyectan cambios significativos en lluvias y sequías, con importantes consecuencias para la productividad agrícola. Si no se hace nada para evitar el recalentamiento planetario, podría acuñarse una era de guerras por la tierra que destruirían toda semblanza de legalidad y orden internacional.

Pese a estas perspectivas aterradoras, pocos gobiernos están dispuestos a enfrentarse a los intereses corporativos.

En este escenario, la sociedad civil organizada es la que puede elaborar una estrategia de salida segura. Conoce la naturaleza y el alcance de los problemas ambientales, e Internet le ha dado una capacidad sin precedentes para crear redes mundiales.

Si el activismo combina esos elementos con la capacidad local para la acción efectiva -lo más sencillo sería aliarse con pequeñas y medianas empresas-, podría crear un mecanismo poderoso y flexible, capaz de trazar el mapa de los problemas ambientales, controlar su desarrollo y hacerles frente, promoviendo al mismo tiempo actividades económicas amigables con la naturaleza en lo local y regional.

Así se movería gradualmente la economía mundial de los enormes intercambios internacionales que desperdician gigantescas cantidades de energía y recursos naturales hacia modelos de actividad regional y subregional mucho más eficientes.

Semejante cambio tendría impactos mínimos en la creación de riqueza y puestos de trabajo. De hecho, como las empresas medianas y pequeñas son mucho más intensivas en mano de obra que los monstruos que hoy controlan la economía mundial, veríamos un ascenso del empleo, la demanda y de un crecimiento socialmente justo.

Los gobiernos no necesitarían negociar reglas comunes para naciones y comunidades terriblemente desiguales en riqueza y capacidad técnica.

Si las decisiones y las medidas quedaran por completo en manos de autoridades nacionales y locales, la red mundial se convertiría en un poderoso mecanismo de solidaridad internacional, transferencia tecnológica y apoyo financiero, coordinando acciones donde sea necesario y divulgando las mejores prácticas.

Necesitamos ir a Río+20 preparados para acordar un manifiesto que recoja estos principios y un plan de acción que se detalla en el siguiente borrador:

Plan de acción

En el marco de los objetivos y valores ya expresados, los activistas presentes en la conferencia Río+20 acuerdan:

1. Red: Los activistas crearán una red electrónica mundial organizada en una estructura de acceso sencillo (local, nacional, regional, mundial) para facilitar la información compartida, el debate interactivo y la acción concertada.

2. Organizar: Los activistas trabajarán con empresarios que estén al frente de compañías pequeñas y medianas a fin de crear organizaciones comunitarias para la acción cooperativa. Estas organizaciones serán las unidades básicas de la red mundial y tendrán dos objetivos principales: proteger el ambiente y acelerar el crecimiento económico en los planos local, subregional y regional.

3. Inspeccionar y controlar: La red compartirá los mejores conocimientos disponibles en las agencias nacionales e internacionales, y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente desempeñará un rol de coordinación. Los activistas iniciarán un relevamiento ambiental mundial alimentado con aportes comunitarios, creando un sistema de control permanente para brindar informes de situación en tiempo real a las autoridades nacionales, regionales y mundiales.

4. Analizar: Con base en la información recolectada, un grupo experto gubernamental que trabajará con la red creará un plan técnico de medidas preventivas y correctivas para todos los problemas ambientales mundiales. El plan se implementará mediante la acción comunitaria, donde sea posible, y los gobiernos y agencias internacionales aportarán capacidad financiera y técnica.

5. Educar y movilizar: Las organizaciones comunitarias y sus redes se abocarán a la tarea de educar y movilizar apoyo popular para la acción ambiental.

Estos pasos deberían crear un aparato mundial capaz de fiscalizar los daños causados por la acción humana y de asumir su remediación. Ese proceso debería reorientar toda la gama de actividades económicas hacia modelos amigables con el ambiente y crear y sostener el apoyo de la opinión pública para una acción permanente.

* Bhaskar Menon tiene cuatro décadas de experiencia en la cobertura de la Organización de las Naciones Unidas y edita http://www.Undiplomatictimes.com. Publicado el 12 de noviembre por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica. (FIN/IPS/traeng-js-dcl/wd ip en dv md kp cs fe/11)*****

+ Ambientalistas reclaman sistema multilateral poderoso

+ (http://www.tierramerica.info/nota.php?lang=esp&idnews=3555&olt=464)

+ ONG brasileñas critican indefinición de propuesta para Río+20

+ (http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=99512)

+ Río+20 debe dar un impulso sostenido

+ Río+(http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98968)

+ Sociedad civil, la nueva superpotencia - Cobertura especial de IPS

+ Noticias (http://www.ipsnoticias.net/_focus/scivil/index.asp)

+ Ambiente - Cobertura especial de IPS Noticias

+ (http://www.ipsnoticias.net/ambiente.asp)

+ Portal de Río+20 - Construyendo la Cumbre de los Pueblos Río+20

+ (http://rio20.net/) Conferencia de las Naciones Unidas sobre el

+ Desarrollo Sostenible, en inglés (http://www.uncsd2012.org/rio20/)

+ Stakeholder Forum, en inglés (http://www.earthsummit2012.org/) El

+ mundo según las corporaciones. Crédito: Fabricio Vanden Broeck/IPS

+ (http://ipsnoticias.net/fotos/ilustracion_columna_Bhaskar_Menon_Fabric

+ io_Vanden_BroeckIPS.jpg)


Vea esta noticia en http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=99595





-----------------------------

Inter Press Service - IPS Venezuela

International Media Services - IMS

El Universal - Piso 5 - Oficina 5-A2

(58-212) 564-6386-564-6315

Correo: caracas@ipslatam.net

Correo: hmarquez@ipslatam.net

Correo: rlimaco@ipslatam.net

Web: http://www.ipsnoticias.net

P ¡Antes de imprimir, piensa en el ambiente!



http://www.apexven.org/