jueves, 27 de noviembre de 2008

Supervivientes de las bombas atómicas en Japon visitan Venezuela


fuente: http://espanol.news.yahoo.com/s/26112008/54/latinoamerica-barco-paz-supervivientes-bombas-atomicas.html

El portavoz del Movimiento Ecológico de Venezuela, Marcial Barros, celebró, en declaraciones a Efe, que los pasajeros de este barco "promueven que no sigan existiendo armas" y piden a los gobiernos la "renuncia a la guerra como un medio para resolver las controversias" entre países.
26 de noviembre de 2008, 09:03 AM

Caracas, 25 nov (EFE).- El "Barco por la paz" que recorre el mundo con más de cien supervivientes de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki atracó hoy en Venezuela, para "promover la paz" mediante "la educación y el intercambio cultural".

El arribo del "Barco por la paz", que recorre el mundo desde hace 63 años, ha coincidido con la llegada a un puerto venezolano de buques rusos para realizar maniobras militares conjuntas con la Armada Nacional de Venezuela.

"Llegamos a Venezuela, donde hemos sido muy bien recibidos por varias instituciones, y hay un barco de guerra (ruso), así que tenemos que seguir luchando", dijo a Efe Emilie McGlone, coordinadora internacional del "Barco por la paz".

El "Barco por la paz" es fletado por una Organización No Gubernamental (ONG) ambulante que realiza un "viaje global" para exigir un mundo libre de armas nucleares.

La nave arribó al puerto venezolano de La Guaira, a unos 30 kilómetros al norte de Caracas, donde hoy también atracaron los cuatro buques de la Armada rusa.

A bordo de este barco "pacífico" hay unas novecientas personas, entre tripulación, universitarios japoneses y un centenar de los llamados "hibakusha", que son los supervivientes de las bombas atómicas lanzadas por Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki, en Japón, en agosto de 1945.

El promedio de edad de los 102 supervivientes es de 75 años y todos han estado "muy activos" durante los dos meses que llevan a bordo del "Barco por la paz", que zarpó del puerto de Yokohama (sur de Tokio) el pasado 7 de septiembre rumbo a Vietnam, y que recorrerá en su viaje 22 ciudades de los cinco continentes.

Los veteranos supervivientes de aquellos ataques, que causaron más de 120.000 víctimas mortales en el acto y más de 400.000 en los meses y años posteriores a causa de las radiaciones, han ofrecido su testimonio y se han reunido con personalidades de los países por los que han pasado.

En su visita a Venezuela, de apenas dos días, los representantes del barco tienen previsto reunirse con autoridades del Gobierno presidido por Hugo Chávez, así como representantes académicos, según informaron.

Del mismo modo, firmarán acuerdos con autoridades locales para que se adhieran a "un acuerdo por la paz" en el mundo.

Por su parte, el portavoz del Movimiento Ecológico de Venezuela, Marcial Barros, señaló cómo los supervivientes "cuentan la historia de lo que les pasó", las "consecuencias que tuvo para sus vidas", y cómo esa experiencia "les ha llevado a desarrollarse".

También celebró, en declaraciones a Efe, que los pasajeros de este barco "promueven que no sigan existiendo armas" y piden a los gobiernos la "renuncia a la guerra como un medio para resolver las controversias" entre países.

domingo, 16 de noviembre de 2008

La humanidad versus las finanzas


En cada era existen quienes se resisten al cambio y otros que lo entienden y crecen con éste. Se abre entonces la era de los econegocios…

MARCIAL BARRIOS

La crisis económica ha desatado las controversias y choques entre viejos paradigmas económicos, enfrentando al socialismo contra el capitalismo, pareciera que las cúpulas políticas aun no despiertan ante la nueva era que avecina cambios radicales de producción y consumo, que quedan divorciados de los viejos ideales esgrimidos por los políticos de turno. Los modelos económicos socialistas han fracasado; los comunistas han fracasado, el capitalismo ha fracasado, y eso se evidencia en la gran cantidad de pobres que han quedado como consecuencia de esos experimentos financieros y sociales, además de haber dejado cicatrices en la salud del planeta, expresada en la contaminación ambiental, radioactiva y el calentamiento global entre otras.

Es el momento de flexibilizar las razones y entender que los modelos de producción y consumo deben estar adaptados a la convivencia armónica, con los ciclos y necesidades de nuestro planeta. Es determinante darle un impulso a la conciencia ambientalista, que desarme los actuales modos de producción que envenenan al planeta y enriquecen a una élite muy pequeña. Estamos frente a la presencia de un mundo que ya ha entendido que la pobreza y la contaminación son consecuencia de los modos de producción y consumo. Que no se pueden arreglar con simples discursos encendidos que contraponen; al capitalismo de Estado contra el capitalismo Privado, es una situación que va mas allá; de que las bolsas financieras del mundo quiebren y los millones de artículos plásticos y tóxicos que se tenían que vender en la navidad, queden perdidos en las enormes empresas creadoras de deseos falsos. Es una situación en la que no basta con trabajar a ciegas, sin saber para qué, por qué y que consecuencias trae las acciones del trabajo. No es una cuestión de convertirnos en seguidores de una doctrina o color político. Es más bien, una adaptación que pide la humanidad y el mismo planeta en la búsqueda de una armonía.

Paseemos sesenta segundos la vista a nuestro alrededor, si se observa; una cantidad de vehículos alarmante, una atmosfera contaminada de gases efecto invernadero, basura, gente apurada en tráficos detenidos, conductas copiadas de modelos de TV, y una alarmante sensación de que no alcanza el dinero que se gana para comprar cuanto producto existe, significa; que la mente está pidiendo un cambio que sintonice la humanidad con la naturaleza.

Pero no todo es tan siniestro y desalentador, en cada era existen quienes se resisten al cambio y otros que lo entienden y crecen con éste. Se abre entonces la era de los econegocios; empresas que dediquen sus producciones a satisfacer las necesidades humanas con el objetivo principal de mantener el planeta sano, donde la ecopolítica se deslinde de los personalismos y busque tener militantes conscientes y no “amaestrados” con la teoría de la aguja hipodérmica, expresada en la literatura de Harold Lasswell, quien afirmó en la época post primera guerra mundial, que la propaganda, permite conseguir la adhesión de los ciudadanos a unos planes políticos mediante la manipulación.

El reto es conseguir ciudadanos conscientes, educados, gente que vea el patriotismo en las acciones no contaminantes y solidarios ante la desgracia de cualquier ser de la tierra. Quizás no es lo que vivimos, pero en nuestras mentes y acciones está lograrlo, en lo que nos queda de vida.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

La energía de los vientos sí paga

Econegocios



Marcial Barrios

La demanda de nuevas fuentes de energía ha abierto una brecha a los nuevos negocios “ecológicos”


Este es el caso de la energía eólica, la cual se genera por molinos que son girados por la fuerza del viento, logrando acumular y transmitir energía eléctrica limpia.
Venezuela por sus características ambientales tiene la capacidad de poder utilizar los vientos para generar una nueva fuente de energía, ya que el suministro de energía eléctrica convencional se hace insuficiente en muchos lugares del país.
El desarrollo de plantas de fabricación de modelos eólicos, es una oportunidad de doble desarrollo para algunas regiones del país, ya que fomenta el empleo y a la vez logra hacer llegar energía eléctrica a lugares donde más se necesita.
En el mundo la gran demanda de los países desarrollados por estos modelos de energía limpia, han llegado a una demanda tal, que la producción de las fábricas se ha hecho insuficientes ante los clientes públicos y privados.
Es importante destacar que existen turbinas eólicas que pueden tener costos menores a los 1500 Dólares Americanos y tienen la capacidad de generar más de 6 kilovatios al día, lo que funciona para tener tranquilamente su casa iluminada y con algunos artefactos eléctricos funcionando.
La gran pregunta es, ¿Cuánto costará construirlos en Venezuela? La respuesta; seguramente es una oportunidad de Econegocios.

http://www.savoiapower.com/aero.html
http://www.ikkaro.com/generador-eolico
http://www.yv5fih.org.ve/wx38.html

El plástico reverdece

Econegocios



El fin de las bolsas plásticas no biodegradables es el comienzo de una nueva era de econegocios.

MARCIAL BARRIOS

El inminente cambio de consumo y las nuevas tecnologías para erradicar los elementos contaminantes que produce la industria del siglo XX, han abierto nuevas posibilidades de negocios a nivel de consumo masivo, tal es así el caso de las nuevas bolsas biodegradables que se están repartiendo en los centros comerciales de Latinoamérica y el mundo.
Esta nueva tecnología se basa en la introducción de una pequeña cantidad de aditivo (entre 0,5% y 3%) al proceso convencional de manufactura de productos de plástico, el aditivo se conoce como D2W, el cual rompe las moléculas con las que está hecho el polietileno para degradarlo". Este aditivo y otros manejados por la Sociedad Americana de pruebas y Materiales (SATM) por sus siglas en ingles, abren la obligatoria brecha a la cadena de distribuidores en un mercado mundial que consume alrededor de 1,2 billones de bolsas, sin duda un mercado virgen aun para los venezolanos.
Es importante destacar que las nuevas tecnologías logran biodegradar las bolsas plásticas en aproximadamente 24 meses y a su vez tienen el compromiso de convertirse en substancias que ya existan en la naturaleza, con la finalidad, no solo de "desaparecer de la vista" la bolsa, sino asegurarse que esos micro elementos no se conviertan en tóxicos invisibles que deambulen por nuestro planeta.


--
MARCIAL BARRIOS
JEFE DE MEDIOS
MOVIMIENTO ECOLÓGICO DE VENEZUELA

http://www.enlosbilletes.com/index.php/2008120623/Econegocios/El-plastico-reverdece.html

sábado, 8 de noviembre de 2008

INDIA Y COLOMBIA, PAISES DEL MAÑANA



Los dos países encontraron la capacidad de unificar las tendencias políticas en la búsqueda de un mejor mañana y demostrándolo a través del rescate de los espacios públicos, de la ampliación de las redes educativas, de un sistemático marketing de mensajes positivos ante sus ciudadanos y al exterior
MARCIAL BARRIOS
En la última década he podido ver, como testigo, los cambios posibles de países que parecían condenados por la divinidad a sufrir flagelos de hambre, guerras, pobrezas extremas y una descomposición social.
Remontándome a los agonizantes días del siglo veinte, mientras transitaba por las calles de Calcuta, Delhi o Bombay, se podía ver como la gran miseria deambulaba aparentemente sin rumbo en un país de incontables recursos como lo es India. No han pasado diez años y el cambio en el nivel de vida se ve en las calles, nueva infraestructura vial, y una pujante economía que con su afanado deseo de superación ha logrado levantar a esa masa de más de mil millones de habitantes de una situación que parecía una pesadilla, por supuesto aún falta mucho por hacer, pero los cambios son tangibles.
Otro país que parece haber conseguido los vientos del rumbo de la cohesión social, es Colombia, muy parecida geográficamente a mi país Venezuela, demuestra en sus espacios públicos, como el reordenamiento de la arquitectura ciudadana, ha propiciado ciudades que crecen en la búsqueda de la calidad de vida que tanto esperamos en nuestra nación. Es innegable el avance de la calidad de vida en el pueblo colombiano que da sus primeros pasos en la dirección de sociedades mas equilibradas.
¿Qué ha hecho que estos países tengan este cambio tan favorable en tan corto tiempo?
En mi penúltima visita a India en el 2007 le pregunte a un joven dentro del vagón de tren que abordé rumbo a Mumbai, ¿Qué había sucedido en estos últimos años que veía tanto progreso? Me respondió como lo hicieron muchos otros a los que les hice la misma pregunta - “la unión, la unión de las personas al ver un futuro común sin importar las religiones o las tendencia políticas”- Luego en medio de las reflexiones por ver cambios tan drásticos como; un sistema de autopista que ya alcanza los cinco mil kilómetros alrededor de India, la gente que dormía en las calles y en los terminales de tren bajo una luz mortecina, ahora transitan tranquilamente sin esos rastros de miseria en sus miradas, bajo las nuevas luces del andén de New Delhi y pantallas electrónicas que avisan las salidas de los trenes. Parece increíble que en menos de ocho años se pueda refundar una nación tan gigante desde políticas públicas acertadas, ¡Pero es cierto!
Volviendo a Colombia, me gusta tomar el ejemplo de la ciudad fronteriza de Cúcuta, este sector que por décadas fue la muestra de una ciudad de comercio de toda índole, con vicios arraigados en la sociedad, donde transitar se hacía de modo riesgoso, se ha transformado en los últimos seis años en una ciudad que atiende al turista y vive del turismo, donde las políticas públicas han ido enfocadas a rescatar los espacios de la ciudad, transformándose en un lugar que hasta ha influido en el clima de la ciudad al incrementar la siembra ordenada de arboles.
En ambos casos vemos que la conciencia de país se impone, un rumbo donde los divisionismos no calan, sociedades tan diferentes pero que marchan sobre el objetivo de una visión de vida más armónica, centrada en el pensamiento pacifista y de trabajo. Ya India dejo atrás los tiempos de las guerras políticas. Ya Colombia vence con su deseo colectivo las guerras que aún prevalecen, pero tienden a ser vencidas. Los dos países encontraron la capacidad de unificar las tendencias políticas en la búsqueda de un mejor mañana y demostrándolo a través del rescate de los espacios públicos, de la ampliación de las redes educativas, de un sistemático marketing de mensajes positivos ante sus ciudadanos y al exterior.
Después de todo, ¿quién quiere vivir en guerra toda la vida? la guerra se paga con sangre y dinero, la paz es gratuita.

jueves, 6 de noviembre de 2008

MENOS CONTAMINACIÓN PLÁSTICA PARA VENEZUELA



Una buena oportunidad para comenzar la campaña de concienciación ecológica es la nueva distribución del vaso de leche escolar gratuito que se realizará en bolsas plásticas. Ya que un minuto para tomar el vaso de leche, versus 150 años para que se degrade el embase contenedor, no tiene sentido para nuestro planeta.


Marcial Barrios


La seriedad con la que algunos países latinoamericanos confrontan el problema de la contaminación ambiental es sorprendente. Puede verse hoy en día, en algunos centros comerciales de Colombia, Brasil y Chile; como algunas cadenas comerciales están propiciando la conservación del ambiente mediante el uso de bolsas plásticas biodegradables, así como campañas de reciclaje y consumo más consciente.
Es importante destacar que las nuevas tecnologías logran biodegradar las bolsas plásticas y a su vez tienen el compromiso de convertirse en substancias que ya existan en la naturaleza, con la finalidad, no solo de “desaparecer de la vista” la bolsa, sino asegurarse que esos micro elementos no se conviertan en tóxicos invisibles que deambulen por nuestro planeta.
En Venezuela, una buena oportunidad para comenzar la campaña de acción ecológica, es la nueva distribución del vaso de leche escolar que se realizará en bolsas plásticas, donde se debe incitar a las fabricas de bolsas plásticas, a añadir los compuestos necesarios para que el empaque donde va la leche sea biodegradable, ya que un minuto para tomar el vaso de leche versus 150 años para que se degrade el embase contenedor; no tiene sentido para nuestro planeta. De igual importancias es que la población se eduque en el tema para no permitir que las empresas privadas o públicas sigan utilizando un medio de contaminación para la distribución de cualquier elemento de propaganda o publicidad.
Ya existe la tecnología para que no sigamos creando basura que termina en los mares, ríos, lagos, y cualquier lugar del planeta. Es responsabilidad de todos (art. 127 de la CRBV) “preservar el ambiente para generaciones futuras”. Ya se habla que en el Océano Pacífico existe una isla del tamaño de Venezuela formada de puros desechos plásticos que hemos dejado llegar al mar. Y digo hemos; porque si se acercan a las costas donde desemboca el río principal de su ciudad, podrán encontrar un panorama de contaminación que lejos de desalentarnos, debe impulsarnos a convertirnos en multiplicadores de una civilización de venezolanos que no solamente hablen de lo bonito de nuestra tierra y sus maravillas, sino que logremos formar militantes de un pensamiento saneador.
Desde este ámbito ambientalista, el Movimiento Ecológico de Venezuela ha propuesto un anteproyecto de ley que será entregado en el mes de noviembre con la finalidad de incentivar el pensamiento que busque una Venezuela limpia combatiendo el uso de bolsas plásticas no biodegradables.
¡Patriota es quien no contamina su tierra!



Foto:

http://www.google.co.ve/imgres?imgurl=http://www.inhabitat.com/wp-content/uploads/plastic-bags-in-china.jpg&imgrefurl=http://patitus.wordpress.com/2008/02/08/madre-tierra-news/&h=284&w=537&sz=93&tbnid=GPYqxNJSrOgJ::&tbnh=70&tbnw=132&prev=/images%3Fq%3Dcontaminacion%2Bplastica%2Bfotos&hl=es&usg=__9H3nQ8TD8T-pwXYp-6-8h1uJPXE=&sa=X&oi=image_result&resnum=3&ct=image&cd=1