jueves, 13 de febrero de 2014

Venezuela un país sin derechos


“Estamos en un momento sin derecho a la vida, sin derecho a la protesta, sin derecho a la información y donde se ha atacado sistemáticamente la empresa privada”

Marcial Barrios

La senda de sangre que ha empañado la marcha pacífica opositora conmemorando el “día de la juventud” y que exigía la liberación de los presos políticos juveniles, culminó en un nefasto baño de sangre en diversos puntos de Venezuela.

Las muertes han sido relacionadas con las acciones de los llamados “colectivos” quienes fungen como fuerzas de choque parapoliciales manejadas directamente desde el gobierno nacional.  A esto se une la masiva detención de estudiantes y manifestantes que hasta esta hora no se sabe de su paradero o estado de salud.  Tal es el caso del líder Simón Pineda, miembro juvenil del Movimiento Ecológico de Venezuela, apresado el día de ayer y cautivo del régimen hasta los momentos.

Por otra parte el secuestro de los medios de comunicación ha dejado sin información (derecho humano fundamental) a los venezolanos y no se transmite la información por ningún medio, la salida obligatoria de NT24 -noticiero Colombiano-, expulsado de la televisión de cable Directv demuestra la represión mediática. esto se une a la negación por parte del gobierno a entregar divisas para la compra de papel periódico lo que ya ha ocasionado el cierre de mas de una docena de medios impresos. Igual se informo la detención de miembros de la prensa venezolana y extranjera donde aun se desconoce su estatus.

Estamos en un momento sin derecho a la información, sin derecho a la protesta, sin derecho a la vida y donde se ha atacado sistemáticamente la empresa privada. Es decir, que se puede definir a esta situación como un gobierno totalitario y dictatorial que se alejó del hilo constitucional.

Los venezolanos claman a los medios internacionales que vengan a informar la realidad del país y pedimos a la Organización de las Naciones Unidas que despliegue sus veedores para que sean testigos de la aplicación de una nueva dictadura en Latinoamérica. 
Los organismos internacionales no se pueden hacer la vista gorda ante semejante amenaza, que de seguir avanzando puede tener visos de guerra civil.

Ya en otros comunicados vengo alertando del riesgo que se está viviendo en Venezuela y es documento que dejo para que quede escrito la situación adversa a los derechos constitucionales de nuestra tierra.
La persecución y detenciones masivas recuerdan aquellas dictaduras de Sur América donde tantos luchadores de la libertad quedaron en el olvido o simplemente desaparecidos en las garras militaristas que con su bota han oprimido por décadas nuestra región latinoamericana. Hoy le toca a Venezuela. 

Video de asesinato de estudiante

SOS Venezuela, la juventud tiene un rol por actuar


La juventud se pronuncia en las calles contra un sistema opresor que tendrá que escuchar la primavera que se aproxima

Lic. Marcial Barrios

 Pareciera una repetición de las cartas que algún día escribió Albert Camus advirtiendo el riesgo que se vivía en Europa durante los primeros días de la Segunda Guerra Mundial, en aquellas cartas Camus describió lo que sucedía en cuanto a la violación de derechos y persecuciones…
Hoy en Venezuela a la vista de los países del mundo estamos bajo un cerco de las libertades de información y económicas,  en un peligroso estado de inconformidad social que nos puede llevar a una confrontación civil. Las libertades para el comercio se ven amenazadas por el gobierno y acosada al punto de ser amenazadas de expropiación sino se adecuan a los precios forzados que impone el gobierno.
La represión policial es evidente y se observa en el hecho que cuando 10 personas se reúnen a protestar en una esquina llegan 50 policías o guardia nacionales, mientras que si abalean a un ciudadano llegan dos o tres funcionarios.
Los periódicos de Venezuela se están quedando sin papel y ya muchos han tenido que cerrar por que el Estado simplemente no cumple con surtir de papel periódico ni los deja participar en subastas de divisas para adquisición de papel. Otros medios se encuentran autocensurados y no muestran la realidad de una mayoría inconforme.
En cuanto a la salud la población paga la gran mayoría de los medicamentos e insumos que se utilizan para los tratamientos hospitalarios que supuestamente son gratuitos según la Constitución nacional. Todo esto en condiciones muchas veces deplorables y de alta inseguridad demostrada en los diversos ataques realizados a galenos y personal que labora en los centros de salud. Se carece de material para radiografías, medicamentos como clindamicina (tratamiento para la gangrena), solución salina, gasas, batas desechables, productos para oncología, etc.
La producción interna se fuga bajo la mirada cómplice a Colombia y Brasil, mientras que los importadores se encuentran maniatados bajo una estructura de entrega de divisas que no funciona fluidamente y da pie a un mercado paralelo que especula y destruye la economía del país.
Los países de la región saben muy bien que esta situación es una bomba de tiempo para cualquier sociedad y se mantienen con sus miradas puestas en otro lugar al igual que los organismos internacionales.
Espero que este escrito no sea recibido al igual que Camus al comienzo de la segunda guerra mundial ya que de ser así, la comunidad internacional será cómplice de una situación que seguramente salpicará sus fronteras
Por otra parte, nuestro país se ha quedado sin salidas aéreas al exterior ya que las principales líneas aéreas han dejado de vender boletos e incluso nos han sacado de su lista de países en sus páginas web, tal es el caso de TAP Portugal, Air France, Al Italia, Luftansa y otras que aún permanecen, sin saber hasta cuándo.
Sin libertad no hay justicia y sin justicia no hay paz. 

-- 
MARCIAL ANDRÉS BARRIOS COVARO
PRENSA (58) (414) 744.7276
TWITTER
Video riesgos ambientales Entrevista Prof. Christian Conoscenti

lunes, 3 de febrero de 2014

JORNADAS DE HERPETOLOGÍA

Campesinos de Cojedes denuncian muerte de 3 mil chigüires (+Fotos)


http://www.correodelorinoco.gob.ve/impacto/campesinos-cojedes-denuncian-muerte-3-mil-chiguires-fotos/

En Hato Piñero por fallas de bombeo

1 febrero 2014 | 10 Comentarios

Un conjunto de cinco bombas que suministraban el agua se dañaron o fueron retiradas por lo que el humedal, de unas 600 hectáreas de extensión, se secó
Hasta 3 mil chigüires criados en el Hato Piñero, en el occidental estado Cojedes de Venezuela, perecieron por hambre o por la acción de cazadores furtivos luego de que las lagunas donde habitaban se secaran debido a que las bombas que les suministraban el agua desde un río aledaño dejaron de funcionar durante la temporada seca del año 2013, según un informe elaborado por campesinos de la población de El Baúl el pasado jueves 23.
El hato es un gigantesco latifundio ubicado en el sur de Cojedes, expropiado por el gobierno venezolano en 2005, y que desde entonces ha sido manejado por empresas estatales sin arrojar resultados positivos.
La información fue ratificada este sábado por Florencio Jiménez, integrante del movimiento campesino José Rafael Nieves, durante una entrevista telefónica en el programa Las Vainas Son Verdes, que se transmite por la estatal Radio Nacional de Venezuela (RNV).
Jiménez explicó que los chigüires se criaban en un conjunto de lagunas y caños formadas como una represa por el llamado “tapón de Quintinero” y que debe ser alimentado con agua bombeada desde el río Cojedes.
Sin embargo un conjunto de cinco bombas que suministraban el agua se dañaron o fueron retiradas por lo que el humedal, de unas 600 hectáreas de extensión, se secó.
Las bombas que llevaban agua del río no están en su sitio
Eso causó la muerte, por inanición, de unos 500 animales mientras que el resto, entre 2 mil 500 y 3 mil, emigraron hacia la costa del río Cojedes, donde fueron presa de cazadores furtivos.
La comunicación destaca también que durante la Semana Santa de 2013 la empresa filial de la estatal Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL), que tiene el manejo del hato, vendió 11 camiones de chiguire salado.
Asimismo menciona la existencia de un equipo de vigilancia o campo-volantes (un mecanismo de autodefensa propio del latifundio) integrado por hombres traídos de la Guajira, quienes les disparan frecuentemente a los pescadores del río Cojedes.
El grupo que elaboró el informe reúne a familias organizadas en cerca de 20 colectivos, constituidos en consejos campesinos y unidades de producción, que han impulsado una propuesta para asumir integralmente el manejo del hato de unas 75 mil hectáreas (equivalente a la superficie de la capital venezolana).
Áreas de potreros incendiadas



--

Lic. Diana Liz Duque Sandoval
Postgrado en Ecologia
Facultad de Ciencias
Universidad Central de Venezuela

--