martes, 24 de noviembre de 2009

¿A dónde van las ciudades sin planificación demográfica?



En un país como Venezuela donde la tasa de natalidad para el año 2009 se considera la más alta de Latinoamérica, y donde la población es considerada joven en su mayoría, se debe pensar ineludiblemente en el impacto demográfico y las consecuencias de un país sin una planificación urbana, evidenciada en las crecientes invasiones de tierras y la muy escaza construcción de hogares que respetan la variables de un urbanismo amigable con el medio ambiente.

Marcial Barrios

Para el año 2019 en Venezuela van a existir alrededor de 35 millones de personas, es decir unos 8 millones de seres humanos que estarán en la necesidad de vivir en algún lugar. La gran pregunta que nos debemos hacer es; ¿que estamos haciendo para enfrentar este tipo de problema demográfico? Si observamos la capital del país podríamos tener el ejemplo de un gravísimo error en la planificación demográfica durante más de 30 años, que irresponsablemente ha permitido y sigue contribuyendo al crecimiento errático de la población.
Hoy en día podemos ver como la población de diversos estratos sociales se comporta de la misma manera construyendo donde les da la gana, es evidente observar que en los últimos asentamientos poblacionales en la periferia de Caracas existen viviendas de alto, medio y bajo nivel socio económico que carecen de servicios básicos como el agua, electricidad, recolección de residuos sólidos y vías de comunicación acordes con el flujo de personas que transitan.
Es urgente entender que los habitantes de caracas para el año 2019 serán alrededor de 4,5 millones, es decir que el colapso en el cual se vive actualmente es incomparable con la sociedad en la cual se vivirá si se mantienen la inoperancia en la planificación demográfica.
Aunados a este tema del crecimiento poblacional debemos entender que el pico del crecimiento de los yacimientos petroleros de mundiales han llegado a lo más alto y han comenzado a declinar, lo cual nos muestra un panorama donde Venezuela tendrá una mayor población, descontrolada y con un PIB menor.
Es importante advertir que los niveles de vulnerabilidad crecen a la par de las políticas erradas en cuanto a planificación urbana, así como también se impulsa el crecimiento de potenciales lugares de alto nivel delictivo.
Por estas razones evidentes, es necesario que las instituciones públicas y privadas llamen a un acuerdo para reenfocar el futuro de Venezuela, en cuanto a la planificación demográfica, aunada a los cambios que traerán la era post petrolera que nos ha tocado ya las puertas.
Un plan de nación enfocado desde un punto de vista ambiental, de respeto al humano y al entorno natural, es primordial para tomar como base el desarrollo de un país que se aleje de la precaria situación en la que vivimos, proyectar la cría y siembra de especies autóctonas para alimentar la población, enfocados en un plan político territorial real, es primordial para asegurar la producción de alimentos, ya que en un futuro cercano Venezuela será incapaz de comprar éstos en el exterior como lo ha hecho hasta los momentos.
Como miembro del Movimiento Ecológico de Venezuela es mi deber proyectar estas ideas, y destacar que la salud del planeta tiene que ir más allá de las visones ideológicas, no se puede seguir viendo a la ecología como un departamento mas del gobierno de turno, la ecología hoy es el centro de las acciones que de no tomarse; repercutirán negativamente en la vida de nuestro país y el planeta.

VENEZUELA ANTE EL CAMBIO CLIMÁTICO

Entrevista Dr. Juan Carlos Sánchez, miembro del Panel de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas



“La imagen que más se ha transmitido (del cambio climático) es la del derretimiento del hielo en las regiones polares y las consecuencias para los osos de esas regiones, cuando en nuestro país la amenaza se traduce en pérdida de vidas humanas”

“Naciones Unidas estima que para mediados de siglo puede haber entre 200 y 250 millones de refugiados por la alteración del clima, principalmente en África y Asia”


MARCIAL BARRIOS

Tomando datos de la intervención que usted realizó en el I Congreso de Ecología Social, se desprende de su investigación que en los últimos 20 años al menos ha habido unos 26 mil muertos por efecto del cambio climático, así como también una 50 mil viviendas afectadas y unos 140 mil damnificados en el territorio Venezolano. Esto tomando en cuenta que son datos de hemeroteca recopilados por su equipo, que no se han registrado como oficiales, ya que existe un sub registro del efecto del Cambio Climático por parte de las autoridades.

MB: Entendiendo estas cifras como una alarma de las amenazas que se ciernen en el futuro inmediato, ¿cómo ve usted que el ciudadano venezolano está preparado para enfrentar los futuros efectos del Cambio Climático?

JCS: Normalmente el clima tiene una variabilidad natural en la que se producen eventos extremos tales como lluvias copiosas, sequías y olas de calor que afectan a las regiones mas vulnerables del país, que son, por ejemplo, regiones donde ha ocurrido un desarrollo urbano anárquico en áreas riesgosas, o desarrollos agrícolas en tierras no aptas. El cambio climático esta afectando la variabilidad natural del clima haciendo que se produzcan eventos extremos cada vez más frecuentes y más intensos, y en consecuencia ello hace que se incrementen las pérdidas de vidas humanas y los daños a la propiedad. En el trabajo que presenté en el I Congreso de Ecología Social muestro como el número de estos eventos hidro-climáticos se han incrementado en Venezuela en la última década, y existe la amenaza que en la medida que se acentúe en calentamiento global las pérdidas sean aun mayores, a menos que se adopten medidas para reducir las consecuencias de los eventos, es decir, que se diseñen y establezcan planes de adaptación a las nuevas condiciones del clima. Mi impresión es que el ciudadano venezolano esta aun muy ajeno a esta situación, debido a que no ha habido en el país suficiente difusión de información fidedigna acerca de cómo se esta materializando el cambio climático en nuestro país. La imagen que mas se ha transmitido es la del derretimiento del hielo en las regiones polares y las consecuencias para los osos de esas regiones, cuando en nuestro país la amenaza se traduce en pérdida de vidas humanas, e impactos sociales y económicos significativos.

MB: ¿De qué manera se puede preparar el ciudadano y la sociedad venezolana ante los cambios ambientales?

JCS: Lo primero es estar informado acerca de los riesgos que corremos, tener conciencia para luego poder actuar en consecuencia. En Venezuela, debido al problema de la escasez de vivienda y al fenómeno de migración desordenada del campo a las ciudades, encontramos numerosas viviendas improvisadas asentadas en terrenos inestables, muy susceptibles a los deslizamientos, y viviendas en terrenos inundables. Esas personas deben saber los riesgos que corren, de manera tal que al momento de la emergencia, cuando las autoridades, los bomberos, les piden que desalojen, es por su propia seguridad y deben acceder a hacerlo. Esas personas deben ser reubicadas, para lo cual los más pobres requieren de la ayuda del Estado, pero también deben poner de su parte.
Curiosamente, también existen viviendas de clases sociales que poseen más recursos, construidas en sitios riesgosos, sencillamente por desconocimiento; en tales casos lo recomendable es revisar cuan resistente es la vivienda, hacer una evaluación a ver si se respetaron los códigos de construcción; y si no, evaluar la posibilidad de reforzamiento. Además existe la posibilidad de asegurar la propiedad.

MB: ¿Cómo cree usted que el Estado venezolano debería hacer para desarrollar una estrategia contra los embates de la naturaleza y la vulnerabilidad causada por la inexistente planeación demográfica?
JCS: En Venezuela no se trata de un problema de planeación demográfica, sino de planeación urbana. Se ha permitido la construcción ilegal en áreas riesgosas y hasta se han otorgado permisos de desarrollo habitacional en tales áreas. El Estado no debería permitir que ello continúe sucediendo. Algunas de las zonas duramente afectadas por el desastre de Vargas se han estado repoblando de nuevo. Un plan de adaptación debería contemplar el desalojo ordenado y progresivo de las áreas más vulnerables. En el trabajo que presenté muestro que estadísticamente han sido más vulnerables el área metropolitana de Caracas, Vargas, y los Estados Miranda, Zulia, Anzoátegui y Mérida, quizás debería comenzarse por allí, aunque no deberían descartarse otras regiones, y otro tipo de impactos. Por ejemplo, los eventos de sequías prolongadas pueden afectar la producción agrícola por escasez de agua y pérdida de humedad de los suelos. El Plan de adaptación en tal caso consistiría en la adopción de políticas de gestión eficiente del agua, sustitución de cultivos, desarrollo de la infraestructura para traer el agua de otras regiones, entre otras. Obviamente que las mejores decisiones serán aquellas que estén debidamente sustentadas por estudios técnicos, y en nuestro país tenemos la capacidad para realizar tales estudios en las Universidades y centros de investigación. Debería existir una política de Estado para orientar estos trabajos, aprovechando de la mejor manera los recursos disponibles para hacerlos

MB: Cuando hablamos del tema del cambio climático, muchas veces se piensa que es un fenómeno que llega, arrasa con ciertas zonas del territorio y se va, pero, ¿cuáles son las consecuencias para la salud que puede traer este tipo de efecto ambiental?
JCS: Existe una vinculación entre el calentamiento global y la proliferación de vectores transmisores de enfermedades infecciosas tales como el dengue y la malaria. En nuestro país las estadísticas de estas enfermedades son altas en determinadas regiones, que según recuerdo indican cifras preocupante de dengue en el Estado Bolívar, Aragua, Carabobo, Lara, y Guárico; malaria en Anzoátegui, Bolívar, Sucre, Delta Amacuro, Monagas y Zulia. Con el aumento de la temperatura estas enfermedades se irán propagando hacia otros Estados.

MB: En nuestros tiempos se habla de los desplazados por efecto del cambio climático, en su mayoría por la sequía que está azotando diversas partes del planeta, ¿cómo ve usted ésta situación, viendo al futuro y sobre todo, los posibles efectos que podrá traer este éxodo sobre Venezuela?
JCS: el problema de los desplazados o refugiados por los efectos del cambio climático es nuevo, al punto tal que los acuerdos internacionales relativos a los refugiados por diversas causas aun no contemplan el otorgamiento de protección o apoyo para las personas en tal condición, pero se esta trabajando en ello. Naciones Unidas estima que para mediados de siglo puede haber entre 200 y 250 millones de refugiados por la alteración del clima, principalmente en África y Asia. Venezuela siempre ha sido un país generoso y abierto a la inmigración, sin embargo, si se tratase de migraciones masivas, los países solamente podrán aceptar un número acorde con su capacidad para recibirlos.

MB: A dos semanas para la cumbre de Copenhague, queríamos saber ¿cómo observa ésta reunión y que propuestas lleva?

JCS: será una de las reuniones más importantes de la comunidad internacional en mucho tiempo, las medidas concertadas para reducir las emisiones de gases de invernadero que allí se adopten incidirán en la calidad de vida futura de la humanidad. Se trata de una reunión política, donde asisten representantes de los gobiernos para negociar el acuerdo. Yo pertenezco al mundo de las ciencias y, como miembro del Panel de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas, ya me he pronunciado colegiadamente con el informe acerca del estado del clima y su posible evolución, y los informes especiales elaborados por el Panel. Allí advertimos acerca de las graves consecuencias del calentamiento global en términos de los daños a los ecosistemas, reducción de la disponibilidad de agua y de los medios de producción de alimentos y bienes, si no se reducen significativamente las emisiones. Este informe puede verse en el sitio web: http://www.ipcc.ch/ Ahora le toca al mundo político decidir. Yo espero que se logre un acuerdo completo y definitivo, con compromisos que reduzcan las emisiones globales de gases de invernadero en 20 a 25% en el 2020 y al menos 50% en el 2050. No será fácil alcanzar este acuerdo, y si no se logra, debería establecerse un acuerdo interino de los compromisos en los que no existan mayores diferencias entre los países y el establecimiento de una fecha perentoria, que no exceda de un año, para el acuerdo final. Más allá de lo que se logre en Copenhague, o posteriormente, será muy importante que exista también la voluntad política de cumplir lo acordado.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Red Verde da reconocimiento a presidente Oscar Arias

San José de Costa Rica

Presidente Oscar Árias, Giorgio Restori
Video Red Verde

La Red verde de Venezuela hace reconocimiento a Oscar Arias presidente de Costa Rica por su notable labor en el campo de la conservación ambiental.
“Restori: En Venezuela se están generando actualmente 24.900 toneladas de residuos sólidos al día”


Marcial Barrios

Esta semana el representante de la Red Verde, Giorgio Restori, hizo un reconocimiento público al presidente de Costa Rica Oscar Arias, por su notable labor en el campo de la conservación ambiental, la paz de su país y la región.
El galardonado (Premio Nobel de la Paz 1987), agradeció el reconocimiento junto a su tren de ministros y representantes de la ONU, destacando la labor que tienen los gobiernos en la conservación del medio ambiente y alentó a la Red Verde a continuar con tan notable labor en el campo de la difusión de los buenos hábitos para mantener un mundo limpio y sano.
Por su parte Giorgio Restori (Red Verde) se pronunció sobre la actividad que se realizará el 7 de Diciembre en Venezuela con motivo de la Cumbre de Copenhague y a donde se le dará apoyo a la campaña “Soy Verde”, la cual tiene como objetivo crear en Venezuela el “Día verde” para tomarlo como un día para la reflexión y la acción ecológica.
Restori, quien fue presidente de la Asociación Venezolana de Recolectores y Recuperadores, informó a EL COMUNICADOR AMBIENTAL, que en Venezuela “Se están generando actualmente 24.900 toneladas de residuos sólidos al día. De los cuales se pueden aprovechar o reciclar en Venezuela el 65%”, así mismo destacó que “en otros países se recicla hasta el 85 %, esto es debido a las altas tecnologías. Actualmente en Venezuela se recicla un 7%, ¡esto es increíble! es uno de los países más bajo en materia de reciclaje, debido a ser un país petrolero donde la materia prima original o virgen es más económica que la materia reciclada”.
"La Red Verde es una organización que va creciendo vertiginosamente mediante las herramientas informativas como Face Book y Twiter, si está interesado en contactar Red Verde tan solo comuníquese con" http://www.redverde.org.ve

viernes, 6 de noviembre de 2009

Exitosa inauguración en el I Congreso de Ecología Social


REPRESENTANTES DEL MOVIMIENTO ECOLÓGICO DE VENEZUELA





“En la última sequía causada por el fenómeno del Niño la acumulación de agua en embases causo un aumento del dengue a más de 80 mil personas”


Marcial Barrios

Con una nutrida participación de más de 10 Estados de Venezuela se dió inicio éste Jueves 5 de Noviembre al I Congreso de Ecología Social, que se realizará hasta el próximo sábado 7 del presente mes, en las instalaciones de la Universidad de los Trabajadores de América Latina (UTAL) En San Antonio de Los Altos, Edo. Miranda.

ALCALDE OVIDIO LOZADA Y EDUARDO GARCIA MOURE (DERECHA)

El primer día contó con la presencia del Alcalde Ovidio Lozada, así como figuras destacadas, entre éstas, el embajador Julio Cesar Pineda, Juan Carlos Sánchez experto en cambio climático, Eduardo Moure (Presidente de la UTAL) y Eliecer Ramírez (Presidente del evento).

DR. JUAN CARLOS SANCHEZ

En sus intervenciones los panelistas destacaron la importancia de tener una acción coordinada, enfocada en las metas para evitar el Cambio Climático, donde Juan Carlos Sánchez acotó su preocupación por la desconocida propuesta que llevará el Estado Venezolano a la reunión que se realizará en Dinamarca desde el próximo 7 de Diciembre en Copenhague. Por otra parte Sánchez expuso las cifras donde se observa el impacto del Cambio Climático en Venezuela en las que se pudo apreciar que unos cincuenta mil personas han muerto en las dos últimas décadas por efectos de desastres naturales atribuidos al Cambio Climático, Igualmente hizo una alerta en cuanto al Fenómeno del Niño, donde destaco que la última vez que sucedió, en Venezuela la sequia se agudizó y la acumulación de agua en embases causó un aumento del dengue calculado en 84 mil personas.
Por su parte el embajador Pineda, destaco que solo cuando las personas consientes del problema que vivimos ambiental tomen el poder político, será el momento para que se comience a aplicar el cambio en este sentido, y dio un espaldarazo al evento co-patrocinado por el Movimiento Ecológico de Venezuela, único partido político de centro, que busca la participación para el cambio ecológico en Venezuela.
García Moure, presidente de la UTAL señaló que en el mundo han fracasado tanto el socialismo como el capitalismo y es hora de iniciar un nuevo orden capaz de sustentar al humano en consonancia con la vida del planeta.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Venezolano habla sobre la Cumbre de Cambio Climático


Entrevista a Jesús López

El sentido de pertenencia con lo nuestro nos obliga a tomar acciones que desde mi punto de vista empieza en lo cultural... "Cultura Verde"... de esa que nuestro país carece, de esa que tú como joven puedes comenzar a propiciar


Por Marcial Barrios

MB: Luego de saber la estupenda noticia de haber sido elegido como uno de los jóvenes verdes que van a concurrir a la reunión mundial de Cambio Climático en Dinamarca a partir del 7 de Diciembre de 2009, cuéntenos; ¿de qué manera pudo lograr tan importante distinción?

JL: Por ser miembro activo de la organización "Jóvenes Verdes de las Américas", es directa la relación con la "Global Young Greens", organización mundial en la que por los momentos soy uno de los representantes oficiales latinoamericanos. Por este motivo me llegó un mail proveniente de la juventud verde de Sri Lanka anunciando la posibilidad de que cuatro jóvenes verdes de todo el mundo serían llevados a tal evento organizado por la ONU, para la realización de mesas de trabajos y algunos informes previos a la COP - 15.

Solamente me pidieron mi curriculum traducido al inglés y un escrito del por qué me gustaría asistir a esta histórica cumbre y afortunadamente fui seleccionado.


MB: ¿Que fundación ente es el encargado de promover y subvencionar los gastos de estas personas seleccionadas?

JL: La organización se llama International Network of Young Climate Policy Makers (INYCPM) y trabajará en conjunto con la Global Verde para realizar trabajos previos a la COP-15. En Latinoamérica fuimos seleccionados dos representantes, Roberta Moreno de Brasil y mi persona para representar a Venezuela y juntos esta parte del mundo.

MB: ¿existe alguna propuesta en particular de índole ambiental que lleve para presentar en dicha reunión? ¿Alguna propuesta como venezolano?

JL: Nos han exigido una serie de trabajos en los que se incluye una especie de sondeo de la realidad ambiental en Latinoamérica (a grandes rasgos) y en cada uno de nuestros países. Las propuestas las vamos a discutir en Dinamarca los miembros de esta organización, aunque no descarto en lo personal llevar algo desde aquí con el apoyo de personas u organizaciones especializadas en materia ambiental.

MB: Desde su punto de vista, ¿como un ciudadano de un país que vive de la exportación de petróleo y por ende fuerte productor de Gases de Efecto Invernadero, puede ayudar a impulsar un acuerdo de índole ambiental?

JL: Precisamente el mayor reto está en nosotros. Quizá no somos los mayores contaminantes del mundo, sin embargo tenemos como país una responsabilidad altísima por los efectos que la producción petrolera genera. El petróleo y su alta prodiucción no es un tema que se ha tocado con prioridad en este tipo de acuerdos, pero podría ser una gran alternativa el hecho de buscar una manera de regular sus efectos contra el equilibrio ambiental. El factor económico lamentablemente es fundamental, pero nosotros velamos por un EQUILIBRIO con lo ambiental... cueste lo que cueste.

MB: A un mes de la reunión de Copenhague ¿como Jesús López ve las negociaciones de los países participantes, en cuanto a llegar a un acuerdo ambiental?

JL: Me he enterado que en Nueva York se realizó una reunión que buscaba alcanzar preacuerdos y de manera preocupante en los primeros encuentros ni los países desarrollados ni los subdesarrollados se ponían de acuerdo. Los primeros alegaban que su producción es imprescindible para el crecimiento mundial, y los segundos, en respuesta, alegaban que produciría más pobreza. El ser humano es así, pero hacen falta decisiones radicales que se cumplan cueste lo que cueste. ¿Qué hacemos con una gran economía si el mundo está en ruinas?

Espero que en las siguientes reuniones la realidad haya cambiado.

MB: ¿Cuales son las expectativas?

JL: Contribuir a la elaboración de acuerdos que trasciendan desde el punto de vista histórico. Mi mayor expectativa consiste en regresar a mi país con la satisfacción de haber asistido a una cumbre que haya sido determinante para cambiar la triste actual realidad ambiental a la cual nos estamos acostumbrando.
MB: ¿qué consejo les puede dar a los jóvenes venezolanos que lean esta entrevista, para que se conviertan en líderes ambientales?
No es una opción, ya es una necesidad. El sentido de pertenencia con lo nuestro nos obliga a tomar acciones que desde mi punto de vista empieza en lo cultural... "Cultura Verde"... de esa que nuestro país carece, de esa que tú como joven puedes comenzar a propiciar.