lunes, 31 de agosto de 2009

Estudiantes de la UCV enseñan el ahorro energético




Como parte de las actividades para cumplir la materia de Servicio Comunitario, las estudiantes de la escuela de Economía realizaron charlas sobre ahorro energético en la ciudad de Caracas

Marcial Barrios

Este sábado 29 y domingo 30 de agosto se realizaron el primer ciclo de talleres que se llevaran a cabo hasta el 20 de septiembre en diversos lugares de la capital.
La actividad tuvo como objetivo dar un Taller de Ahorro Energético a niños y jóvenes entre 2 a 13 años, los lugares visitados este fin de semana fueron la popular Plaza de La Candelaria y el Hogar Bambi, donde participaron unos 37 niños con sus representantes en un taller abierto a todos aquellos que desearon interactuar.
De la misma forma la actividad se llevo al Hogar Bambi de San Bernardino, donde se realizaron 3 talleres durante la mañana del domingo en el comedor de la casa hogar.
En este taller se busca enseñar a los niños y jóvenes, a ahorrar la energía eléctrica mediante una actividad, donde se les enseña que hábitos son los propicios para disminuir la fuga de energía en los sitios y aparatos de la casa como; la nevera, cocina, aire acondicionado, evitar dejar los bombillos encendidos, entre otras cosas, la actividades se apoya en hacer dibujos de los lugares y electrodomésticos, como método nemotécnico para facilitar el aprendizaje.
El tutor comunitario de la actividad, Marcial Barrios, como miembro del Movimiento Ecológico de Venezuela, invita a la comunidad así como a la empresa privada a que participe y apoye a estos talleres que abren la conciencia para enfrentar la era del futuro post petrolero.

Si usted quiere participar en este taller con grupos de niños contáctenos a través de marcialbarrios@gmail.com, para organizar un taller para hacer crecer la cultura ambientalista en Venezuela.

Comuniquese!!!

miércoles, 19 de agosto de 2009

Ecoladrillos una esperanza del reciclaje







En Guatemala la organización ecologista Pura Vida le ha dado a los mas desposeídos la oportunidad de construir con materiales de reciclaje, sin duda una esperanza para el pobre y para nuestro planeta tan contaminado


Marcial Barrios


Desde hace unos 4 años la organización Pura Vida en Guatemala comenzó a actuar en el campo del reciclaje al percibir que la mayoría de las aldeas de ese país centroamericano, no tenían sistemas de recolección de basura, lo cual ha traído como consecuencia la contaminación descontrolada en sitios emblemáticos como el Lago Atitlan. Este deterioro del medio ambiente se ha permeado a las aguas potables, convirtiéndose en vehículo de la contaminación a través del liquido.
Sin duda esta situación motivó al distinguido grupo de ecologistas a tomar acciones para contribuir de alguna manera a frenar un poco esta situación, combatiendo al mismo tiempo y creativamente dos flagelos de nuestros tiempos, la contaminación y la falta de viviendas para la poblaciones rurales.

Para tal fin, crearon lo que le han denominado los “ecoladrillos”, los cuales se logran con la utilización de cualquier botella de refresco, agua u otro producto, rellena con los demás desechos plásticos que se consigan, para de una manera ingeniosa y sencilla crear paredes para las viviendas.

Este interesante invento es sin duda un factor determinante en el cambio de vida de las personas que se dedique a ver la “basura plástica” como un elemento para la construcción de viviendas, galpones, etc.



Construir con materiales con bajo costo es sin duda una de las mayores ayudas que pueda tener las personas de bajos recursos económicos en los países de América Latina, pero, construir a partir de materiales considerados “basura” es sin duda una gran esperanza para la salud de los latinoamericanos y su medio ambiente.

Desde Venezuela un ¡viva! para Pura Vida

lunes, 17 de agosto de 2009

Azoteas blancas y frescas para combatir el calentamiento del planeta




al reflejar más de 80% del calor del sol hacia la atmósfera se reducen el efecto de ganancia térmica y ahorran entre 15 y 20% del consumo eléctrico de los aires acondicionados.

Por: Antonio Toca Fernández / Excélsior
http://www.circuloverde.com.mx/artman2/publish/experto_construccion/Azoteas_blancas_y_frescas.shtml
Aug 10, 2009 - 12:32:16 PM

La propuesta que hizo recientemente el secretario de Energía de EU, Steven Chu, premio Nobel de Física, en una reunión celebrada en Londres, que fue convocada por la Royal Society y la Universidad de Cambridge, es muy simple: si se quiere ayudar a combatir el calentamiento del planeta, una solución que se puede multiplicar por millones es que las azoteas de los edificios sean blancas. La justificación para esa propuesta es que al eliminar el color negro en los pavimentos de las calles y en los techos, se evita el sobrecalentamiento de los edificios, se reducen los costos de energía eléctrica para enfriarlos artificialmente y se disminuyen las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

El evento reunió a 60 expertos científicos y 20 premios Nobel para tratar sobre el cambio climático global, y sus recomendaciones son un antecedente para otra reunión internacional que se realizará al final del año en Dinamarca. Los senadores y los diputados del Partido Verde deberían aprovechar esa oportunidad para ir a Europa, con cargo a nuestros impuestos, para copiar lo que no se les ocurre; así por lo menos el país se podría beneficiar algo con sus viajes inútiles.

Los efectos benéficos de esa propuesta se pueden resumir en tres niveles:

En el planeta: se ha calculado que si 100 grandes ciudades promovieran la conversión de sus azoteas, pintándolas de blanco, la reducción de gases CO2 en la atmósfera sería equivalente a que todos los vehículos del mundo dejaran de contaminar durante 11 años. La superficie total construida que ocupan las ciudades en el planeta sólo es de tres por ciento. Sin embargo, el aumento del proceso de urbanización ha hecho que la superficie oscura de las calles y azoteas absorba más calor solar y agrave el efecto de invernadero.

En la ciudad: las calles ocupan 35% de la superficie de las urbes y las azoteas 25 por ciento. Por eso, cambiar su color es fundamental para reducir el efecto de radiación de calor. El programa de techos blancos y frescos ya está vigente en los estados de California, Florida y Georgia; y varias ciudades como Houston, Chicago y Salt Lake están por aprobarlo. En México teníamos una tradición de ciudades blancas, como Mérida, que se perdió. La aplicación de impermeabilizantes con productos derivados del petróleo cubrió de negro las azoteas y aumentó el calor por radiación en verano. Sólo pintándolas otra vez de blanco o cubriéndolas con jardines, podremos eliminar los efectos negativos de la radiación térmica.

En las construcciones: las azoteas blancas contribuyen a reducir el calentamiento global, al reflejar más de 80% del calor del sol hacia la atmósfera. Reducen el efecto de ganancia térmica que hace que grandes áreas en las ciudades se calienten en verano y, además, mantienen más fresco el interior de los edificios y ahorran entre 15 y 20% del consumo eléctrico de los aires acondicionados.

domingo, 2 de agosto de 2009

Tres cosas que puede hacer para evitar la contaminación en su ciudad

Los caraqueños y otros moradores de las grandes ciudades de Venezuela estamos bajo el asecho de los desechos que producimos mediante nuestros hábitos de consumo, no es un problema solamente de la ineficaz forma como se recolectan los desechos, sino la cultura de botar todo sin discriminar, a continuación se presentan tres pasos para que las personas contribuyan a bajar la cantidad de desechos indiscriminados

Hacer abono "compost" con los desechos vegetales para sus plantas

Si al menos 1 millón de los casi 4 millones de caraqueños utilizáramos tan solo 200 g de desechos vegetales para hacer abono (compost) al mes, nos ahorraríamos ver en las calles la contaminación de unos 200 mil kilos de basura en las calles. Es decir, un 10% menos de la basura de tan solo el Municipio Libertador, lo cual indica que bajaría en un diez por ciento la necesidad de tener camiones en la calle recolectando basura y produciendo el humo (CO2) contaminante de los motores de unas 15 gandolas diariamente. A la vez que usted ahorraría en la compra de abono y su traslado a la casa.



Para hacer abono "compost" tan solo necesita:

Dos bolsas de plástico bien fuertes, una a dentro de la otra, colocar los desechos vegetales de verduras hortalizas y frutas como; conchas de patilla, cambur, mango, lechuga, papa, cafe, hojas secas, servilletas, etc. Conseguir un poco de tierra con lombrices de tierra.
• Coloque las conchas y otros residuos en las bolsas de plástico.
• Coloque dos kilos de tierra con las lombrices.
• Cierra la bolsa
• Al mes, recoja la "tierra" (humus) producido por las lombrices, deje las lombrices y vuelva a colocar los desperdicios vegetales

Comprar solo lo necesario

Cada día que compre cualquier producto debe saber que luego de ser usado se transformará en basura contaminante, si logramos controlarnos al comprar y hacemos seguimiento de; a dónde van a parar los aparatos y empaques desechados, se podrá entender la magnitud del problema



Crear un sistema de separación de desechos sólidos en su condominio

Las juntas de condominio tienen en sus manos una gran responsabilidad con la ciudad y el planeta, al crear un sistema de separación de desechos, evitamos mayor acumulación de desperdicios contaminantes y le bajamos la carga a los camiones de recolección de basura. A la vez que se pueden adquirir ingresos extra por los elementos clasificados como: Lata, vidrios, papel y cartón.