jueves, 13 de febrero de 2014

SOS Venezuela, la juventud tiene un rol por actuar


La juventud se pronuncia en las calles contra un sistema opresor que tendrá que escuchar la primavera que se aproxima

Lic. Marcial Barrios

 Pareciera una repetición de las cartas que algún día escribió Albert Camus advirtiendo el riesgo que se vivía en Europa durante los primeros días de la Segunda Guerra Mundial, en aquellas cartas Camus describió lo que sucedía en cuanto a la violación de derechos y persecuciones…
Hoy en Venezuela a la vista de los países del mundo estamos bajo un cerco de las libertades de información y económicas,  en un peligroso estado de inconformidad social que nos puede llevar a una confrontación civil. Las libertades para el comercio se ven amenazadas por el gobierno y acosada al punto de ser amenazadas de expropiación sino se adecuan a los precios forzados que impone el gobierno.
La represión policial es evidente y se observa en el hecho que cuando 10 personas se reúnen a protestar en una esquina llegan 50 policías o guardia nacionales, mientras que si abalean a un ciudadano llegan dos o tres funcionarios.
Los periódicos de Venezuela se están quedando sin papel y ya muchos han tenido que cerrar por que el Estado simplemente no cumple con surtir de papel periódico ni los deja participar en subastas de divisas para adquisición de papel. Otros medios se encuentran autocensurados y no muestran la realidad de una mayoría inconforme.
En cuanto a la salud la población paga la gran mayoría de los medicamentos e insumos que se utilizan para los tratamientos hospitalarios que supuestamente son gratuitos según la Constitución nacional. Todo esto en condiciones muchas veces deplorables y de alta inseguridad demostrada en los diversos ataques realizados a galenos y personal que labora en los centros de salud. Se carece de material para radiografías, medicamentos como clindamicina (tratamiento para la gangrena), solución salina, gasas, batas desechables, productos para oncología, etc.
La producción interna se fuga bajo la mirada cómplice a Colombia y Brasil, mientras que los importadores se encuentran maniatados bajo una estructura de entrega de divisas que no funciona fluidamente y da pie a un mercado paralelo que especula y destruye la economía del país.
Los países de la región saben muy bien que esta situación es una bomba de tiempo para cualquier sociedad y se mantienen con sus miradas puestas en otro lugar al igual que los organismos internacionales.
Espero que este escrito no sea recibido al igual que Camus al comienzo de la segunda guerra mundial ya que de ser así, la comunidad internacional será cómplice de una situación que seguramente salpicará sus fronteras
Por otra parte, nuestro país se ha quedado sin salidas aéreas al exterior ya que las principales líneas aéreas han dejado de vender boletos e incluso nos han sacado de su lista de países en sus páginas web, tal es el caso de TAP Portugal, Air France, Al Italia, Luftansa y otras que aún permanecen, sin saber hasta cuándo.
Sin libertad no hay justicia y sin justicia no hay paz. 

-- 
MARCIAL ANDRÉS BARRIOS COVARO
PRENSA (58) (414) 744.7276
TWITTER
Video riesgos ambientales Entrevista Prof. Christian Conoscenti

No hay comentarios: