sábado, 25 de julio de 2009

La era de la política ambiental está en Venezuela


Foto: Yohama Caraballo

La política del nuevo siglo, debe estar enfocada en su esencia a conservar y mejorar la salud del planeta. “Nuestros actos deben enfocarse a conservar y preservar el medio ambiente”

MARCIAL BARRIOS

La contaminación ambiental que percibimos a diario en Venezuela, es lamentablemente la realidad de nuestros malos hábitos y la escasa conciencia humana con la naturaleza; en cuanto a la visión de planificación demográfica futura y la necesaria educación de los ciudadanos venezolanos ante la sensibilidad ambiental
Por muchos años los gobiernos venezolanos han tenido a los ministerios de ambiente, como excusas para demostrar que tienen una sensibilidad por la naturaleza, muchas veces amparados en las comisiones de ambiente y el resultado de estos “grandes” esfuerzo políticos son palpables fracasos que se demuestran en; campos petroleros devastadores de la biodiversidad, tala indiscriminada, incompetencia en la manipulación de desechos sólidos, escaza planificación demográfica, una población con malos hábitos que hoy en pleno siglo XXI, aún no sabe que quemar la basura es intoxicarse a sí mismos y al planeta, entre muchos otros ejemplos.
Es claro, que esos pequeños apéndices gubernamentales “ambientales” son meramente (y con salvadas excepciones) requisitos para escudarse jurídicamente. Pero, ¿es este el camino que debemos seguir?
La ecología no puede verse como un departamento de un gobierno, y menos como un arma de propaganda política para impulsar ideales de izquierda o derecha,a la naturaleza no le importa las necedades humanas y sus peleas banales por el poder y la riqueza. El planeta, ese que contaminamos, está regido por otro orden más sofisticado y frágil, que la humanidad tiene que comenzar a acatar, para no destruir y aniquilar la vida de las especies, incluyendo la humana. Por eso la labor informativa de los medios de comunicación, como grandes difusores de cultura y educación, debe enfocarse en revisar sus informaciones para determinar si están ayudando al planeta con sus mensajes, una introspección y auto crítica del uso de la herramienta informativa es vital para el viraje a un mundo sano.
La política del nuevo siglo, debe estar enfocada en su esencia a conservar y mejorar la salud del planeta, desde la economía, la educación, la ciencia, la geopolítica, la vida ciudadana en su totalidad debe partir desde el principio de; “Nuestros actos deben enfocarse a conservar o mejorar el medio ambiente” ya no se puede seguir teniendo la visión de una política con simples departamentos burocráticos de ambiente o ministerios, la decisión debe partir desde todas las instancias para propender a una vida que enfoque sus próximos cien años en un país limpio y sano.
La ecología entonces no es un acto romántico
; es un pensamiento necesario, un modo de vida que debe trascender a las arcaicas ideologías de izquierda o derecha surgidas en el siglo XVIII, tenemos en nuestras vidas, la esperanza de luchar por una verdadera ideología concatenada con nuestro entorno vital, más allá de la voracidad de los poderes disfrazados en políticas depredadoras de la paz y el ambiente. Quizás el partido verde venezolano, Movimeinto Ecológico de Venezuela, bien enfocado, pueda iniciar esa transición que pide a gritos nuestra tierra, siempre y cuando sus militantes tengan coherencia entre lo que predican y hacen.
Las luchas sociales que la humanidad ha ido logrando durante siglos de conquistas civilizatorias, que han sido también participes de la revolución industrial y el consumismo, debe enfocar sus energías en la reconquista de un planeta Tierra sano, es un trabajo que implica deslastrarse poco a poco de conductas incompatibles con el ambiente, debe hacerse fuera de los radicalismos y en la búsqueda de impactar para la transición de un pensamiento donde el venezolano respete la “nacionalidad” y vida de cada uno de los seres vivos de nuestro hermoso país.
Patriota es quien conserva y protege el ambiente de su país…

No hay comentarios: