miércoles, 30 de julio de 2014

¿El desabastecimiento es una crisis ambiental?

Por: Marcial Barrios
Cuando una especie no consigue su alimento en su territorio se desarrolla una crisis alimentaria con manifestaciones de diversas índoles, en algunos casos las especies migran en busca de alimento, mientras que en otros casos pueden comerse a sí mismos o comenzar una lucha mortal por los alimentos. La escasez es considerada una crisis ambiental en una especie.
Pero ¿quién induce la crisis alimentaria? En el contexto mundial se comenta que grandes corporaciones como Monsanto tienen la capacidad de inducir crisis alimentarias mediante la manipulación genética de especies vegetales como el maíz y trigo, que son de altísimo consumo en la humanidad.
Por otra parte existen gobiernos que manejan tácticas de control alimenticio para influir en el comportamiento de la población y de esta manera conseguir la conducta que ellos esperan a través de esta perversa manipulación.
Ahora usted pensara que es muy maquiavélico jugar con el alimento de niños, mujeres y hombres que desde su ignorancia no entienden este juego. Pues, como dice el dicho, “Piensa mal y acertaras.”
En Venezuela hemos experimentado la sistemática destrucción y posterior abandono de grandes unidades de producción agropecuarias que han devenido en inmensos territorios abandonados y en muchos casos víctimas de crímenes ecológicos como ocurrió con la muerte de más de 3 mil chigüires, porque invasores sustrajeron las bombas de agua del Hato el Cedral y dañaron los embalses donde miles de estos animales convivían con una exuberante fauna.
La destrucción del sistema productivo nacional ha conllevado estratégicamente a que seamos dependientes en su totalidad del gobierno nacional quien a través de los recursos de Pdvsa ha desarrollado una metodología de compra de comida para el pueblo, donde se ha abrogado el monopolio de la alimentación casi en su totalidad. Esta táctica militar de manejar los suministros alimenticios mantiene a una población cautiva donde se “subsidia” el alimento creando un condicionamiento pavloviano que se basa en el posicionamiento de la “marca”, en este caso la marca es el gran líder gubernamental.
Pero la escasez creada trae como consecuencia una gran crisis social que comienza a incomodar y ha hecho que muchas personas migren de su zona, en este caso el país. El tema humano es mucho más complejo que el de una especie irracional, ya que el humano no solamente se alimenta, sino que desea saciar sus necesidades reflejadas en la  pirámide de Abraham Maslow.

Es decir que cuando alguno de los 5 puntos  de la pirámide de Maslow falla el conflicto se incrementa.
Es por esto que la crisis social de Venezuela se puede entender como una crisis ambiental, ya que cualquier especie necesita, un nido o casa y alimento, pero los humanos necesitan también; seguridad, transporte, educación y salud.
Es decir, que sin esos elementos nos encontramos al margen de un país desarrollado, y por ende se considera país en vías de desarrollo. Siempre y cuando se logre que cada uno de sus seres vivos consiga cubrir sus necesidades básicas.
Vemos entonces la escasez de alimento, se une a la escasez de bienes y servicios que desequilibran el funcionamiento optimo de la sociedad creando crisis social.

Otros aspectos de la crisis ambiental
Observando la realidad social de Venezuela podemos ver como la violencia obedece a un problema de desequilibrio ambiental, donde la familia se ha ido destruyendo y con ella el respeto a los valores y la vida.
Se preguntará, ¿por qué ambiental?  cuando usted observa el ambiente donde crece el individuo, vera que se desarrolla según la influencia del medio que lo rodea. Una vivienda asinada, donde los padres están ausentes, y en un vecindario dominado por la mafia, seguramente será caldo de cultivo para crear personas que entienden la vida de forma violenta. A esto se suma los embarazos precoces, adulterio, paternidad irresponsable, incesto, prostitución y muchas otras situaciones.
Es por esto que la planificación urbana debe plantearse la existencia de una Venezuela dentro de 50 años y para esto hay que comenzar a construir los nuevos centros de desarrollo, pero bajo el concepto sustentable, respetuoso del ser humano y del ambiente.

Soluciones
La solución es compleja ya que el crecimiento errático de la población continua y la oferta de bienes y servicios decrece en una población que crece. Esta bola de nieve se nutre del populismo del gobierno paternalista y rector de todo, se nutre de la ignorancia, la falta de comunicación dirigida al cambio social y por la falta de planificación sobre el futuro de los próximos millones de venezolanos que vendrán en las próximas décadas.
Mientras la renta petrolera sirva para comprar alimentos e insumos básicos con el objetivo político  de manipular las masas, cada día nos sumergiremos más en el rentismo petrolero, la escasez y la poca producción interna.
La economía no es una cuestión de ideologías sino de decisiones pragmáticas que estén en sintonía con el desarrollo y el ambiente. Crear situaciones de escasez para manipular las masas puede servir por un tiempo, hasta que de verdad el aparato productivo colapsa.
Luego explicaremos lo que es la economía verde o ecológica, el futuro de la humanidad...



1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente artículo; lo felicito! considereme un nuevo lector!