jueves, 25 de marzo de 2010

El Cerro Ávila pierde más de 130 hectareas por las llamas

Incendios forestales



El Ávila se quema
Según la revista digital Ambient-Tico de Costa Rica, la densidad de un bosque tropical promedio por hectárea es de unos 500 individuos, según estos cálculos en el Cerro Ávila de Caracas se ha perdido tras los devastadores incendios de la última semana, unos 85 mil árboles, arbustos, y demás especies vegetales, sin contar el efecto devastador a la fauna de la zona.
MARCIAL BARRIOS

El desastre desatado por el incendio forestal del Ávila impulsa la necesidad de crear patrullas forestales que monitoreen en tiempos de verano o sequía la montaña, para poder detectar los riesgos forestales de incendio a tiempo y poder atacarlo con una cordinación multidisiplinaria de las autoridades civiles y miltares, así como tambíen los grupos ambientalistas.
Seguramente nos dedicaremos en los próximos días cuando llegue la lluvia ha resembrar la selva perdida en la desnudez de una tierra arrasada por las llamas de los incendios forestales, pero ¿cómo se hace esta reforestación? Según Javier Baltodano, El sector ecologista ha ido demostrando que en términos ambientales las plantaciones de árboles no aportan mayores beneficios. Se ha demostrado que las plantaciones de monocultivos de árboles no son bosques y que en muchos casos tienen un impacto negativo sobre la conservación de la biodiversidad, del agua y del suelo (Alpízar 2003, Baltodano 2003, Figuerola 2003, Lobo 2003)

Es decir, que cuando un bosque desaparece por la llamas o por otra causa, no se puede replantar cualquier especie y además, éste trabajo seguramente generará una fuerte inversión para comenzar a restaurar el daño. Así se reforeste la zona, deben pasar décadas para que el bosque regrese a su estado medianamente aceptable. Existen experiencias de reforestación con especies autóctonas que han tomado al menos 20 años para que vuelva a crearse el bosque. Eso si en el lapso de esos años no se produce de nuevo un incendio que lo destruya.
A fines de febrero de este año el viceministro de Conservación Ambiental del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb), Jesús Alexander Cegarra, anunció un ambicioso plan de siembra para el año 2010 de producir 2 millones 310 mil plantas en los viveros comunitarios y escolares, sembrar en todo el territorio nacional 5 millones 165 mil plantas y recuperar 9 mil 274 hectáreas. Sin embargo, es importante saber si es un anuncio político o un hecho que se está concretando año a año en Venezuela. Es importante que el tema de la reforestación se mantenga en un plano de acción ambiental verdadera, donde se persiga la regeneración de la cobertura vegetal con la conciencia de preservar el ambiente y no en la búsqueda de figurar mediáticamente.
Según datos de ABN, entre el año 2001 y 2005 la Compañía Nacional de Reforestación (Conare) sembró un total de cinco millones 311 mil 400 árboles en diversas áreas devastadas del territorio nacional a un costo de 12 millardos de Bolívares, que para la época representaban más de 5 millones de dólares, lográndose recuperar 12 mil hectáreas, unos 465 Dólares americanos por hectárea. Es decir, unos 2 mil bolívares fuertes. Si estas cifras son reales, se debería reforestar el daño que ha sufrido el Ávila con unos 340 mil Bolívares u 80 mil Dólares para las 170 hectáreas perdidas.

Nota:
Los silvicultores suelen distinguir entre tres tipos de incendio forestal: los fuegos de suelo, que queman la capa de humus del suelo del bosque pero no arden de forma apreciable sobre la superficie; los fuegos de superficie, que queman el sotobosque y los residuos superficiales; y los fuegos de corona, que avanzan por las copas de los árboles o arbustos. No es infrecuente que se produzcan dos o tres de estos tipos de incendio al mismo tiempo.
Detección y Lucha Contra el Fuego

Uno de los aspectos más importantes en el control de los incendios forestales es el sistema que permita localizarlos antes de que tengan ocasión de extenderse. Las patrullas forestales con base en tierra y las torres de vigilancia

No hay comentarios: