viernes, 5 de marzo de 2010

Enigmas del Proyecto Sembrando Luz



La “siembra de luz” impulsada desde el ejecutivo nacional se ha convertido en una “poda” descontrolada a los ciudadanos venezolanos.

MARCIAL BARRIOS

A fines del año 2008, el Proyecto Sembrando Luz, propiciado por una alianza de Cuba y Venezuela en el marco del Alba, impulsó una interesante planta de construcción de paneles fotovoltaicos o solares, como se conocen comúnmente, que tenía como objetivo principal desarrollar en nuestro país paneles solares hechos en Venezuela.

Según explica la presentación; “El programa Sembrando Luz tiene previsto la construcción e implantación progresiva de paneles solares a nivel nacional para lograr una producción de hasta 13,4 MWp, en una agenda de inversión de alta demanda para el período 2006-2012” con un presupuesto estimado en más de 7 millones de dólares. Un proyecto sin duda aplaudido por los ambientalistas Venezolanos que siguen de cerca los aciertos y fallas del gobierno en el tema energético.
Sin embargo, en este momento crítico que vive Venezuela donde ya se ha planteado el cierre de centros comerciales, así como, la amenaza de cierre de diversas instituciones por no poder mantenerse por debajo de los planes de racionamiento, nos preguntamos, ¿Dónde están los resultados de la “siembra de luz” y los demás proyectos?
Es también importante destacar que en la Ciudad de Mérida donde ocurrían apagones frecuentes y sin orden; luego de los enfrentamientos de la población, donde hubo lamentablemente dos personas jóvenes muertas, ahora se ha diseñado un programa que planifica los recortes por dos horas al día, la pregunta obligada es; ¿de dónde sale esa energía que supuestamente antes no existía? ¿De qué manera ahora sí existe esa energía?, debemos acotar que las irregularidades con la electricidad en el país no es un problema que se esté enfrentando solo en el 2010, en los estados occidentales y orientales, al menos desde el 2003, se vive esta situación que impacta directamente en la calidad de vida del Venezolano.
Es necesario que los ciudadanos como poder popular constituido en la patria Venezolana exijan a los gobernantes de turno que demuestren con hechos y no con palabras huecas muy parecidas a las de gobiernos pasados, logros que eleven la calidad de vida de los Venezolanos. Podemos seguir culpando al capitalismo de todo, o ponernos a trabajar en función de un país que al menos mantenga los servicios básicos como el agua, la electricidad, una movilidad adecuada, entre otras cosas básicas para la existencia humana.

No hay comentarios: