lunes, 22 de abril de 2013

Reflexionando sobre la tierra


Paradójicamente un día como hoy le rendimos culto a la tierra, pero aún no se hace lo necesario para retribuirle lo mucho que le hemos quitado. 

Lic. Carlos Guerrero


El día de la tierra es celebrado todos los 22 de abril de cada año. El norteamericano Gaylor Nelson fue promotor de la creación de este día con la finalidad de que sus estudiantes pudieran desarrollar proyectos de sensibilización para cuidar el medio ambiente en sus comunidades, fue tal la relevancia de estos proyectos y el ánimo mostrado por los jóvenes, que en 1970 se realizó una protesta a nivel nacional para pedirle al congreso que incluyeran en su agenda nacional, discusiones acerca de una conciencia ambiental y la conservación de la biodiversidad. El gobierno de Estados Unidos para ese entonces creó la “Environmental Protection Agency” (Agencia de Protección Ambiental) junto a un conjunto de leyes destinadas a proteger el medio ambiente. Desde ese día, el 22 de abril es considerado el día de la Tierra. 

Sin embargo, es en 1990 es que el Día de la Tierra pasó a ser internacional, lo que hace que la celebración sea aún mayor y que todos sean conscientes de que hay que cuidar el planeta tierra. 

En muchos lugares del planeta, este día lo celebran con actividades que promueven el bienestar de nuestra Tierra, tal como sembrar árboles para combatir la contaminación urbana, viajar en bicicleta para mostrar que hay medios de transporte no contaminantes. 

Lo que se busca con este día es concientizar a las personas acerca de los principales problemas que atañan al planeta y que generan la extinción de especies vegetales y animales, la pérdida de la biodiversidad, la contaminación del aire, del agua y del suelo, además los diversos cambios climático generado por el calentamiento global; todo esto trae consecuencias adversas para todas las especies, incluyendo al ser humano, por eso es necesario crear conciencia ecológica para poder permitirle a las generaciones futuras vivir en un mundo como el que hemos conocido e inclusive mejor. 

La contaminación en Venezuela 

Existen diversos tipos de contaminación que afectan el desarrollo de la vida en Venezuela, entre ellas están: la contaminación del agua, la contaminación por petróleo y la contaminación del aire. 

Contaminación de las aguas 

En Venezuela las aguas tienen su composición química alterada, de tal manera que ya no reúnen las condiciones generales para algunos o para el conjunto de usos que está destinado en su estado natural. 

Algunas causas de la contaminación de las aguas son las siguientes: 

· La descarga de los desechos industriales y domésticos en ríos, lagos y mares. 

· El uso de plaguicidas, fertilizantes, herbicidas y otros productos químicos en las actividades agropecuarias. 

· Derrames de petróleo 

· El uso del agua como refrigerante de turbinas termoeléctricas, pues los cambios de temperatura impiden el desarrollo de la fauna y flora acuáticas. 

Los estudios que realizan los organismos encargados del mantenimiento del saneamiento ambiental han determinado que las regiones y zonas en las cuales incide más la contaminación del agua son las siguientes: 

· Los ríos Guaire y Tuy 

· El lago de Valencia y los ríos tributarios 

· Los valles de los ríos Tocuyo y Aroa 

· Los ríos Unare, Neveri, Manzanares, Guarapiche, y sus afluentes 

· El lago de Maracaibo 

Las aguas costeras de sur-este del golfo de Venezuela; como producto de derrames de petróleo, caída de desechos industriales y petroquímicos. 

La contaminación por petróleo 

La contaminación por petróleo se produce por su liberación accidental o intencionada en el ambiente, provocando efectos adversos sobre el hombre o sobre el medio, directa o indirectamente. 

La contaminación involucra todas las operaciones relacionadas con la explotación y transporte de hidrocarburos, que conducen inevitablemente al deterioro gradual del ambiente. Afecta en forma directa al suelo, agua, aire, y a la fauna y la flora. 

Efectos sobre el suelo: las zonas ocupadas por pozos, baterías, playas de maniobra, piletas de purga, ductos y red caminera comprometen una gran superficie del terreno que resulta degradada. 

Esto se debe al desmalezado y alisado del terreno y al desplazamiento y operación de equipos pesados. Por otro lado los derrames de petróleo y los desechos producen una alteración del sustrato original en que se implantan las especies vegetales dejando suelos inutilizables durante años. 

Efectos sobre el agua: en las aguas superficiales el vertido de petróleo u otros desechos produce disminución del contenido de oxígeno, aporte de sólidos y de sustancias orgánicas e inorgánicas. 

En el caso de las aguas subterráneas, el mayor deterioro se manifiesta en un aumento de la salinidad, por contaminación de las napas con el agua de producción de petróleo de alto contenido salino. 

Efectos sobre el aire: por lo general, conjuntamente con el petróleo producido se encuentra gas natural. La captación del gas está determinada por la relación gas/petróleo, si este valor es alto, el gas es captado y si es bajo, es venteado y/o quemado por medio de antorchas. 

El gas natural está formado por hidrocarburos livianos y puede contener dióxido de carbono, monóxido de carbono y ácido sulfhídrico. Si el gas producido contiene estos gases, se quema. Si el gas producido es dióxido de carbono, se lo ventea. Si bien existen reglamentaciones, el venteo y la quema de gases contaminan extensas zonas en la dirección de los vientos. 

Efectos sobre la flora y la fauna: la fijación de las pasturas depende de la presencia de arbustos y matorrales, que son los más afectados por la contaminación con hidrocarburos. A su vez estos matorrales proveen refugio y alimento a la fauna adaptada a ese ambiente. Dentro de la fauna, las aves son las más afectadas, por contacto directo con los cuerpos de agua o vegetación contaminada, o por envenenamiento por ingestión. El efecto sobre las aves puede ser letal. 

Si la zona de explotación es costera o mar adentro el derrame de hidrocarburos produce daños irreversibles sobre la fauna marina. 

Efectos del transporte de petróleo: el transporte de hidrocarburos es el que ha producido los mayores accidentes con graves consecuencias ecológicas. 

El uso de las aguas para variadas actividades y servicios, genera en ellas contaminación y las convierte en aguas negras, cargadas de numerosos y muy variados agentes contaminantes. 

Contaminación del aire 

La atmósfera se halla contaminada cuando la presencia de una sustancia extraña en el aire se presenta en cierta proporción. 

El aire es un recurso natural indispensable para el desarrollo de la vida humana; de este recurso depende la vida en el planeta y todos los organismos vivientes necesitan de él, siempre que mantenga las mejores condiciones de purificación. 

La contaminación ambiental ha sido un problema para la lucha por la supervivencia de los pueblos, pero especialmente de mayor nivel de industrialización. 

Es fácil saber si una atmósfera está contaminada o no; si sobre una determinada área, poblada o despoblada, en forma frecuente hay una bruma, hay contaminación en el aire. Esa bruma es el smog, una nube cargada de partículas sólidas o liquidas en suspensión. 

Ejemplos de atmósferas contaminada esta: el valle de Caracas, los valles de Maracay y Valencia, en San Cristóbal, en el Lago de Maracaibo y en la ciudad de Guayana. Es una neblina que difícilmente se distingue por la lluvia o por viento y que se forma con las sustancias toxicas de las fábricas. 

Políticas ambientales en Venezuela 

El especialista ambiental David Aron López dice que es necesaria la elaboración de la declaración de política ambiental de Venezuela, para ordenar las acciones actuales en materia de gestión ambiental. 

En Venezuela los problemas ambientales más importantes no son atendidos de manera adecuada, como se podrá notar en la disminución de calidad de vida de las comunidades y el aumento de denuncias de daños causados al ambiente. El deterioro en los procesos operativos, la falta de mantenimiento de los servicios públicos y la falta de una política de educación ciudadana han causado grandes impactos en el entorno, que lamentablemente no son resueltos de manera definitiva, persistiendo en el tiempo y acumulando entonces una deuda ambiental muy grande, llegando incluso a la irreversibilidad. 

Teniendo Venezuela en su territorio una riqueza paisajística, climas variados, potencial turístico inmenso, es imperdonable que ni siquiera se evidencie la voluntad de reparar los daños ambientales causados por las empresas estatales, no se tome con seriedad el cambio climático ni la educación ambiental. Así la gestión ambiental se ha reducido en acciones aisladas tendentes a resolver un problema puntual, con resultados positivos como negativos y en la dotación de infraestructura mínima de agua potable, aguas servidas y desechos sólidos, etapas que debieron ser superadas. 

Todos los esfuerzos se disipan cuando no existe una política ambiental nacional, que realmente abarque la realidad del país. Distintas opiniones incluyendo la mía aseveramos que no se ha construido una política ambiental como tal, si bien valen las iniciativas legislativas y constitucionales, no se considera que exista pues unos principios rectores en materia de gerencia ambiental que incluya conceptos básicos como lo es la protección, conservación, prevención pero sobre todo remediación del ambiente. Se debe acercar a la sociedad los preceptos constitucionales a través de resultados y planes efectivos que incluya lo social como factor determinante. 

Es fundamental el debate acerca de la construcción de la política ambiental como una declaración de la dirección que se debe tomar en dicha materia, no es posible que todavía no estén claras, por ejemplo, las competencias a nivel de gobernaciones y municipios. Una propuesta es plantear la descentralización de la gestión de la biodiversidad en las regiones ya que puede ser más eficiente, así como el manejo de ciertas permisologías debe ser transferido a los municipios. Sin ánimos de buscar culpables es necesaria la revisión de la gestión en materia ambiental de la industria petrolera y básica, en incentivar la adquisición de tecnologías limpias, en el desarrollo urbano ambiental y en el empoderamiento de las estructuras estadales y municipales para el saneamiento y prevención ambiental. 

Cada quien puede colaborar y contribuir con el medio ambiente 

En muchos hogares o trabajos se pueden tomar iniciativas como no dejar luces o equipos encendidos innecesariamente, controlar las pérdidas de agua en llaves y regaderas, mantener el aire acondicionado en 24 grados, reducir el consumo de papel en impresiones y trabajos escritos, usar las dos caras del papel, cuando cocines ve desechando el aceite que no sirve en un frasco de vidrio, no lo eches directamente al fregadero ya que solo una gota de aceite es capaz de contaminar 1 litro de agua, usar la lavadora con carga máxima de ropa y también buscar la manera de reutilizar o reciclar toda clase de objetos, entre otras acciones que permitirán salvaguardar la vida de cada uno de los habitantes de esta hermosa tierra.

Fuente: http://www.eluniversal.com, http://www.monografias.com, www.cricyt.edu.ar

No hay comentarios: