jueves, 4 de diciembre de 2014

Navidades color petróleo

 
El precio del petróleo sigue cayendo y marca menos de 68 dólares el WTI, y este desplome no lo ha detenido ni la demanda energética invernal del hemisferio norte


Por: Lic. Marcial Barrios

Los precios del petróleo continúan su caída a pesar que se está registrando uno de los inviernos más fríos en los últimos 20 años en el hemisferio norte. Las condiciones climáticas invernales que normalmente habían incrementado los precios del crudo no son suficientes para evitar la catastrófica caída que se aúna a la desaceleración de las economías asiáticas según expertos economistas.
La causa es que Los Estados Unidos de América junto a Canadá han iniciado una explotación energética que los ha puesto como un competidor mas dentro del área de la producción de energías fósiles. Sin embargo, uno de los objetivos de este desarrollo energético es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 30%, pero esta iniciativa a impactado fuertemente en el precio de los combustibles de forma global.

La tendencia a la baja en el precio del petróleo ha iniciado un reacomodo de la geopolítica energética, lo cual trae por consecuencias que países como Venezuela que apalancó sus políticas estratégicas en una renta petrolera afecte la economía de toda la región.
Los economistas de Barclays Capital hablan de un barril alrededor de 66 dólares  en el próximo año, sin embargo esta afirmación se pone en duda ya que en pleno invierno el consumo energético mundial no logra detener la caída de los precios llegando a menos de 68 USD por barril WTI.
Las autoridades venezolanas a pesar de la crítica situación que se presenta mantiene la calma y envía un mensaje de tranquilidad al país, mientras que en contraste los precios del dólar paralelo se disparan a más del 60% incrementado la inflación y empujando una nueva devaluación que corroe el precario salario de los venezolanos.
Más de la mitad de los venezolanos viven con un sueldo mínimo que no pasa de 6 mil bolívares mensuales, el dólar paralelo en Venezuela ya ha llegado a 160 Bs por unidad lo cual indica que un sueldo mínimo en Venezuela equivale a 37.5 USD al mes. Sin embargo, las autoridades advierten que el llamado “dólar paralelo” es parte de una “guerra económica” y de especuladores que no respetan la tasa oficial de 49.98 de Sicad 2.  Un sueldo mínimo a la tasa de 49.98 es equivalente a 120 USD al mes, unos 6 dólares diarios.
Lo cierto es que la caída del petróleo reduce cuantiosamente el presupuesto que mantenía Venezuela y que le daba márgenes de maniobra para anclar el proyecto “revolucionario” en toda América latina.
El reto de Venezuela -siendo una economía basada 96% en la exportación petrolera, y 90% dependiente de las importaciones de alimentos, insumos y tecnologías de todo tipo- es lograr reducir las inversiones innecesarias para no descompensar los precios de los productos básicos.
Ya se escucha la negociación de deuda venezolana de sus aliados de Petrocaribe ante empresas privadas transnacionales que pueden ver una oportunidad de negocio en medio de la fuerte presión social que comienza a hacer mella en las encuestas de aceptación gubernamental del actual presidente de la nación caribeña.
Venezuela aun cuenta con margen de negociación para “mantener” las políticas populistas por un corto tiempo, pero a esto se le acerca la presión inexorable de adecuar el precio de la gasolina y otros combustibles como método para palear el hueco financiero que le acecha.
El incremento de la gasolina ha sido temido por los gobiernos venezolanos por las reacciones que suscitaron en el llamado “Caracazo” de 1989, donde una protesta nacional se convirtió en un territorio de guerra con incontables muertos producto del enfrentamiento de las fuerzas militares nacionales y la población civil.
En conclusión, la caída de los precios del petróleo enciende las alarmas de los venezolanos que sienten el embate en la pérdida de poder adquisitivo sumado a una precaria situación de desabastecimiento arrastrada desde hace años y que ha sido negada reiteradas veces por el ejecutivo nacional.

No hay comentarios: