sábado, 21 de abril de 2012

REFLEXIONES POR EL "DÍA DE LA TIERRA"

"hoy más que nunca nuestro país requiere la unidad de los contrarios para impulsar un nuevo paradigma sustentable"


Marcial Barrios
La Pedregosa, Mérida.

Como podemos observar en nuestra sociedad, la contaminación de las aguas y suelos, así como el aire son producto de los desechos sólidos, las emisiones gases efecto invernadero y las múltiples agresiones que constantemente como sociedad “en desarrollo”. El modelo de desarrollo que hemos vivido hasta ahora ha impulsado toda esta nefasta “evolución” hacia la destrucción, y encontramos hoy en Venezuela un modelo que al creerse socialista se deslastra de los vicios del capitalismo. Es una falsa esperanza que impulsa aun con más fuerza la contaminación de nuestro planeta. Ya que tenemos una economía de puertos que deja una gran huella ecológica y además se sustenta en los modelos depredadores del capitalismo desarrollado en china y otras regiones de Asia. La falsa de bandera de lucha contra el imperio Yankee tan solo desvía la atención del verdadero problema que se presenta en la continuidad de este modelo de Capitalismo de Estado desarrollado en Venezuela. Hoy tenemos la oportunidad de seguir la nueva corriente de la ecopolítica, basada en el respeto a todos los seres vivos y dejar el antropocentrismo para convertirnos en seres que entiendan que la vida va mas allá de las ideologías y lideres mesiánicos que dejan con frecuencia una huella triste de separación y debilidad en la patria. Los principios de la ecología desarrollados dentro de una visión de futuro deben apuntara a crear una sociedad consciente del daño que hemos creado a esta. El Movimiento Ecológico de Venezuela ha demostrado con acciones y propuestas la necesidad de este cambio necesario ha propuesto la necesidad de la aplicación del artículo 107 de nuestra constitución donde se exige al estado la necesidad de la educación ambiental, la cual es nula. Así mismo en los diversos estados donde crece el Movimiento Ecológico de Venezuela como fuerza política se ha planteado la necesidad de ver a los desechos sólidos como una fuente de negocios verdes que mitiguen la contaminación y sirvan para el reciclaje o como fuente de energía alternativa. Venezuela cuenta ahora con muchas ONG ambientalistas y con un partido reconocido a nivel nacional e internacional que impulsa cambios desde la profundidad de nuestras contradicciones, ya que vivimos de una economía petrolera que más pronto que tarde debe desaparecer para entrar en un nuevo tiempo de energías limpias. Pero para esto hace falta que los lideres verdes lleguen a los puestos que puedan influir dentro de las políticas públicas y poder ejercer sus pensamientos verdes. Lo que está en riesgo no es el planeta sino la vida de las especies y esto se debe a la destrucción que hemos creado y seguimos amparando. Debemos entender que todo lo contaminante de esta Tierra se debe a nuestras acciones. Los venezolanos podemos tomar la batuta del progreso poniendo la visión en la era post petrolera, alejándonos de nacionalismos radicales y separatistas, hoy más que nunca nuestro país requiere la unidad de los contrarios para impulsar un nuevo paradigma sustentable alejados de la depredación y la destrucción que plantea la empresa petrolera y minera que tanta pobreza a traído a nuestro país bajo la bandera del enriquecimiento.

No hay comentarios: