jueves, 26 de abril de 2012

Responsabilidad ambiental un trabajo compartido


A donde cree usted que va a parar la basura que deja en un sitio inadecuado
     

 FOTO: MARCIAL BARRIOS

Lic. Marcial Barrios

Si observa la primera gráfica que tiene este artículo se dará cuenta que los objetos que aparecen en la alcantarilla son en su mayoría de origen humano. El lugar donde se tomó la foto es en la transitada calle Orinoco de Bello Monte en la ciudad de Caracas, Venezuela. Lo curioso es que de esta alcantarilla al rio Guaire, solo hay doscientos metros y todos estos drenajes van en dirección a esta arteria fluvial que cruza a Caracas de oeste a este.
Muchas personas en nuestra ciudad capital culpan a la Alcaldía porque no hacen bien el trabajo, sin embargo la responsabilidad individual es indispensable para poder mantener una sociedad limpia y con consciencia ecológica.
En este complejo problema donde el individuo culpa a la  Alcaldía, el gobierno culpa a las empresas que producen los envases y donde la ley se pierde en debates muchas veces emocionantes, el destinatario final que se traga toda la contaminación de aceites, plásticos, papeles, latas, vidrios, electrónicos y pare usted de contar; es nuestro Mar Caribe. Y la contaminación del mar directamente afecta negativamente a todos los seres vivientes que habitan dentro y fuera de éste.

Las corrientes marinas se interconectan de una u otra manera y los rumbos de las corrientes son cíclicas, esto hace que ocurra el conocido “parche de basura del pacifico” 
Es decir que cada día que cualquiera de nosotros deja en un lugar inadecuado o no le hace seguimiento a la basura que dejamos, esto nos hace asesinos de especies y cómplices de una realidad que avanza mostrando un futuro oscuro para la vida del planeta.
Más allá de los debates políticos que enervan a los grupos que hacen vida en nuestro país hay una actividad mucho más importante que mantenerse en el poder para explotar el petróleo en nombre de un idealismo efímero y basado en el egocentrismo. Hoy debemos reflexionar que el antropocentrismo es lo que ha llevado a la humanidad a este momento crítico donde hemos destruido gran parte de los recursos de la Tierra, aniquilando especies e inclusive aniquilándonos los unos a los otros.
En este nuevo siglo de reflexiones debemos estudiar más las causas de la desigualdad y del desequilibrio que vive nuestra sociedad venezolana, quizás con comenzar a tomar conciencia con un simple desecho solido o líquido, podemos comenzar a conectar los eslabones que nos han alejado del contacto con la naturaleza y el futuro de un mundo de equilibrio con nuestro ser interior. Un cambio a la introspección ecológica colosal pero necesaria. 
Unirnos a los grupos ambientalistas puede ayudar a mitigar mucho de los problemas que tenemos en nuestra nación. Podemos impulsar la conciencia por los arboles, por el agua, por el aire, soluciones para un país que se pueda auto sustentar sin importaciones que dejan una nefasta huella ecologica.
Apoyemos las instituciones y los lideres que vayan en el camino de la ecología para poder hacerle culto a la vida y hacer de nuestro país un lugar de conservación de la vida, no olvidemos que Venezuela es el octavo país con mayor biodiversidad del mundo, es nuestro deber que no perdamos esa verdadera riqueza.

No hay comentarios: