lunes, 13 de mayo de 2013

Gases que atrapan el calor




El nivel de CO2 que atrapa el calor en la atmósfera, ha pasado los limites temidos por los científicos. Este viernes se informó de una concentración de dióxido de carbono que no se ve en la tierra desde hace millones de años.
Los instrumentos científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica mostraron que el gas (CO2) había alcanzado un nivel medio diario por encima de 400 partes por millón. Esto es un recordatorio aleccionador de que décadas de esfuerzos para reducir las emisiones producidas por el hombre están fallando.

La mejor evidencia disponible sugiere que la cantidad de gas en el aire no ha sido tan alta durante al menos tres millones de años, antes de que los humanos evolucionaran, y los científicos creen que el aumento augura grandes cambios en el clima y el nivel del mar.

 Pieter Tans P., quien dirige el programa de vigilancia de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. "Simboliza que hasta ahora hemos fallado miserablemente en la lucha contra este problema", dijo

Ralph Keeling, que dirige otro programa de vigilancia en el Instituto Scripps de Oceanografía en San Diego, dijo que un continuo aumento podría ser catastrófico. "Esto significa que estamos perdiendo rápidamente la posibilidad de mantener el clima por debajo de lo que las personas pensaban que eran los umbrales tolerables", dijo.

Prácticamente todos los viajes de automóviles, cada viaje en avión y, en la mayoría de lugares, cada toque de un interruptor de la luz añade dióxido de carbono a la atmósfera, y relativamente poco dinero se gasta para encontrar e implementar tecnologías alternativas.

China es ahora el mayor emisor, pero los estadounidenses han sido los consuidores de combustibles fósiles por mayor tiempo, los expertos dicen que Estados Unidos es más responsable que cualquier otro país por el alto nivel del CO2.

La nueva medición se realizó en los analizadores de la cima del volcán Mauna Loa en la isla grande de Hawaii que siempre ha sido la zona cero para el seguimiento de la tendencia mundial de dióxido de carbono o CO2.  Los niveles de dióxido de carbono han sido seguidos muy de cerca desde hace medio siglo.

El dióxido de carbono por encima de 400 partes por millón fue visto por primera vez en el Ártico el año pasado, y también se había disparado por encima de ese nivel en lecturas horarias en Mauna Loa.

Pero la lectura promedio durante un día entero superó ese nivel en Mauna Loa, por primera vez en las 24 horas que terminó a las 8 pm hora del este el jueves. Los dos programas de vigilancia utilizan ligeramente diferentes protocolos; NOAA reportó un promedio para el período de 400,03 partes por millón, mientras que Scripps informó 400.08.

El dióxido de carbono aumenta y disminuye en un ciclo estacional, y el nivel bajará de los 400 este verano ya que el crecimiento de las hojas en el Hemisferio Norte saca unos 10 mil millones de toneladas de carbono del aire. Pero los expertos dicen que habrá un breve respiro. (...) 

"Se siente como la inevitable marcha hacia el desastre", dijo Maureen E. Raymo, un científico del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, una unidad de la Universidad de Columbia.

Del estudio de las burbujas de aire atrapadas en el hielo de la Antártida, los científicos saben que se remonta 800.000 años, el nivel de dióxido de carbono oscila en una banda estrecha, de alrededor de 180 partes por millón en el fondo de las edades de hielo a unos 280 durante los períodos cálidos. La evidencia muestra que las temperaturas globales y los niveles de CO2 están estrechamente vinculados.

Durante todo el período de la civilización humana, aproximadamente 8.000 años, el nivel de dióxido de carbono se mantuvo relativamente estable cerca de ese límite superior. Pero la quema de combustibles fósiles ha provocado un aumento del 41 por ciento en el gas que atrapa el calor desde la Revolución Industrial, un simple instante geológico, y los científicos dicen que el clima está comenzando a reaccionar, a pesar de que esperan cambios mucho mayores en el futuro.

Mediciones indirectas sugieren que la última vez que el nivel de dióxido de carbono era tan alto, fue hace por lo menos tres millones de años, en una época llamada del Plioceno. Investigaciones geológicas demuestran que el clima entonces era mucho más cálido que hoy, casquillos de hielo del mundo eran más pequeños, y el nivel del mar podría haber sido de hasta 60 o 80 pies más alto.

Los expertos temen que la humanidad puede estar precipitando un retorno a las condiciones, excepto que esta vez, 7 mil millones de personas están en peligro.

"Se necesita mucho tiempo para derretir el hielo, pero lo estamos haciendo", dijo Keeling. "Da miedo".

El padre del Dr. Keeling, Charles David Keeling, comenzó las mediciones de dióxido de carbono en Mauna Loa y en otros lugares a finales de 1950. El anciano Dr. Keeling encontró un nivel en el aire luego de unas 315 partes por millón. (...)

Su análisis reveló un aumento implacable, a largo plazo, superpuesto al ciclo estacional, tendencia que se denominó la curva de Keeling.

Los países han adoptado un objetivo oficial para limitar el daño causado por el calentamiento global, con 450 partes por millón visto como el nivel máximo compatible con ese objetivo. "A menos que las cosas cambien, probablemente vamos a llegar allí en menos de 25 años", dijo Ralph Keeling.

Sin embargo, muchos países, entre ellos China y Estados Unidos, se han negado a fijar objetivos nacionales vinculantes. Los científicos dicen que si no se hacen esfuerzos mucho mayores antes, el objetivo de limitar el calentamiento será imposible sin la perturbación económica grave.

"Si empiezas a girar el Titanic mucho antes de llegar a la iceberg, se puede ir sin siquiera derramar una bebida de un pasajero en la cubierta", dijo Richard B. Alley, un climatólogo de la Universidad Estatal de Pennsylvania. "Si usted espera hasta que esté muy cerca, se derramará una gran cantidad de bebidas."

Sin embargodetractores del cambio climático, tienen poca credibilidad científica, pero son políticamente influyentes en Washington, señalan que el dióxido de carbono representa sólo una pequeña fracción del aire  exactamente un 0,04 por ciento. Una congresista republicana de California, Dana Rohrabacher, dijo en una audiencia del Congreso hace varios años, "Los niveles de CO2 en la atmósfera son más bien poco dramático"

Pero los científicos del clima rechazan este argumento, diciendo que es como pretender que una pequeña cantidad de arsénico o veneno de la cobra no puede tener mucho efecto. La investigación muestra que, incluso a niveles tan bajos, el dióxido de carbono es potente para atrapar el calor cerca de la superficie de la tierra.

"Si usted está buscando evitar perturbaciones climáticas, que no creo que nuestra cultura está dispuesta a adaptarse, a continuación, una reducción significativa de las emisiones de CO2 tienen que ocurrir de inmediato", dijo Mark Pagani, un geoquímico de Yale que estudia los climas del pasado. "Siento que el tiempo para hacer algo fue ayer."

Fuente (artículo en inglés): http://www.nytimes.com/

1 comentario:

Reinaldo dijo...

Continue así, compañero. Necesitamos una docena m{as de marcialbarrios en Venezuela para poder resolver este paquete!!!