miércoles, 16 de abril de 2014

La revolución tecnológica amenaza el precio de los hidrocarburos

Venezuela se acerca a la era del cambio del tipo de energías usadas por la humanidad y confronta a la vez el avance sistemático de las nuevas tecnologías que ahorran combustibles, ¿como harán los venezolanos para seguir viviendo de la renta petrolera?

Por. Marcial Barrios

Mientras en Venezuela la sociedad pierde su tiempo en inmensas colas para comprar comida, En Alemania la firma Volkswagen ha puesto a la venta su primer auto capaz de consumir solamente un litro de gasolina cada 100 km. Es el caso del Volkswagen XL1 que ha logrado bajar las emisiones de CO2 a 21gm por kilómetro recorrido.
Al mismo tiempo que la evolución de los vehículos híbridos, eléctricos y de bajo consumo comienzan a poblar el planeta, la evolución tecnológica ha dado un giro importante en la explotación de hidrocarburos, convirtiendo a Estado Unidos en uno de los países con mayor expansión luego de comenzar a utilizar el Fracking y otras tecnologías que han bajado los costos de la explotación de gas y petróleo.
Los economistas de Golmand Sachs han visto que la “Shale revolution” como se le denomina en Ingles es capaz de suministrar mayores cantidades de hidrocarburos a más gente sin tener que incrementar los precios del mercado, y no solo es un aumento de producción lo que seguramente afectará los precios a futuro del petróleo, sino que se estima que habrá menos contaminación ya que el combustible que se busca utilizar es el gas natural que es mucho menos contaminante que la gasolina o el gasoil.
Por otro lado, las energías verdes siguen avanzado rápidamente y los vientos se han convertido en una fuente de impulso energético capaz de generar electricidad, así como la inversión en paneles fotovoltaicos.
Las grandes firmas económicas ya ven un mercado bursátil lleno de competencia en el campo de las energías sustentables y han creado una plataforma para que puedan participar pequeños y medianos inversionistas, así como también los individuos con espíritu de emprendedores en estos temas.
Pero, ¿cómo puede abordar Venezuela el problema que se le avecina manteniéndose tan solo de la renta petrolera?
El Ingeniero –experto en Cambio Climático- Juan Carlos Sánchez, en entrevista exclusiva a www.elcomunicadorambiental.blogspot.com  recomendó el cambio de rumbo en la economía venezolana para adecuarse a lo que está sucediendo en el planeta. Planteó la necesidad de comenzar a adecuar el parque automotor para consumir menos gasolina y a su vez incrementar las políticas del gas natural, así como la aplicación de la inyección del CO2 producto de la industria petrolera en los pozos de petróleo desincorporados. Con estas medidas y la adecuación del precio de la gasolina a estándares internacionales se podría reducir el consumo innecesario de combustibles y se puede captar más recursos para la economía nacional.
Venezuela se encuentra en el momento preciso para ejecutar el cambio necesario para evitar una catástrofe económica, si bajan los precios de los hidrocarburos, de suceder este importante cambio en la era petrolera, la renta petrolera que es la que mantiene al gasto público, social y privado, se afectaría notablemente y esto traería por consecuencia una mayor escasez y desequilibrio social en Venezuela, así como en los países aliados que se soportan en la inversión venezolana.
La tierra de Bolívar podrá ser la que demuestra mayor cantidad de reservas petroleras probadas del mundo, pero si no se adecua a los nuevos tiempos ese petróleo puede quedar rezagado y aquellos que tengan la tecnología impondrán sus reglas.

Lo cierto es que la producción de energías no será tan solo de grandes corporaciones en el futuro, sino más bien una gran mezcla de productores muy diferentes que se mueven con el mismo fin; hacer de las energías más limpias y sustentables en el tiempo. Esto se demuestra a través de la creación de una organización como Cleantech, la cual impulsa la captación de fondos para el desarrollo de nuevas tecnologías en el ámbito energético, e impulsa a individuos y empresas mediante el asesoramiento para ser voluntarios, mentores, inversionistas o impulsores de la era eco energética.

No hay comentarios: