miércoles, 2 de abril de 2014

Venciendo la depresión social

La situación que vive Venezuela de inestabilidad social, nos ha creado una neblina que incapacita a muchos de ver objetivos a futuro y siembra la incertidumbre que es una causa de depresión propia en tiempos de conflictos sociales.

Por: Marcial Barrios

La depresión y la desmoralización son estrategias políticas para mantener a los individuos neutralizados psicológicamente, es por esto que los venezolanos deben mantener en claro los objetivos democráticos y de cambios positivos dirigidos a equilibrar nuestra existencia junto a la naturaleza en la búsqueda de un desarrollo sustentable, enmarcado en el respeto y el entendimiento necesario de las leyes.
Establecer los objetivos de lucha es esencial para poder ver más allá de la neblina del caos, luchar pero no alienarse es fundamental para que aquellos que ponen su empeño se transformen en líderes de un cambio positivo.
En estos momentos nos podemos sentir confundidos por la cantidad de escasez o por la peligrosidad del día a día, a esto se le suma la inconformidad social expresada en confrontaciones sociales y represiones por parte del Estado. Los controles, las alcabalas, el poco valor del dinero y la necesidad de cubrir las necesidades básicas de alimento, casa, educación, entretenimiento, etc. Todo esto conforma un cuadro difícil de entender para el progreso, mas cuando en algún momento de la vida se entendió de otra manera.
El ánimo se mueve a la velocidad de los conflictos o las resoluciones, buscar resolver situaciones pequeñas constantemente nos mantiene ocupados en un caos inducido por metodologías políticas de sometimiento poblacional.
No olvidemos que nuestras luchas son efímeras y no representan nada para el planeta tierra o para el universo, esto lo digo con el objetivo que veamos en Dios y la energía universal una amplitud capaz de despejarnos del pequeño momento que vivimos.  Las energías puestas en un objetivo común de paz y de equilibrio en lo natural pueden ayudar a elevar el pensamiento mas allá del lodazal donde nos han querido sumergir.
El que lucha por la justicia enaltece su vida y sobrepasa todas las barreras, puede ver el país que quiere a través de la niebla y los lodazales, es capaz de ver la familia y los amigos crecer con libertad en la tierra donde nacieron. Como dijo Jesús de Nazaret “bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque serán saciados”

No hay comentarios: